DE LA SILLA DESTROZADA A LA ESCALERA ROTA

0

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

A la memoria de Carlos Urzua, mexicano cabal.

“Hoy todo esto está bajo amenaza. Déjenme decirlo así: nos pasamos más de 40 años construyendo una escalera, cada vez más sólida, cada vez más robusta, cada vez más firme, para que quien tuviera los votos pudiera acceder al primer piso y hoy, desde el poder, quien llegó a ese primer piso por la libre voluntad de la ciudadanía, pretende destruir esa escalera para que nadie más pueda transitarla.”

Lorenzo Córdova.

1.- En el discurso cuidado, sobrio, contundente del domingo 18 de Febrero, de Don Lorenzo Córdova, entre muchas frases llenas de contenido, dijo con acierto. Hoy todo esto está bajo amenaza. Déjenme decirlo así: nos pasamos más de 40 años construyendo una escalera, cada vez más sólida, cada vez más robusta, cada vez más firme, para que quien tuviera los votos pudiera acceder al primer piso y hoy, desde el poder, quien llegó a ese primer piso por la libre voluntad de la ciudadanía, pretende destruir esa escalera para que nadie más pueda transitarla. No se vale destruir las condiciones, las reglas, los procedimientos y a las autoridades (el INE y el Tribunal Electoral) que nos han permitido la renovación pacífica del poder y la posibilidad de tener un altísimo nivel de alternancias en los gobiernos. No se vale exigir reglas de equidad y condiciones justas en la competencia política siendo oposición y violarlas sistemáticamente siendo gobierno. Esa deslealtad hoy pone en peligro a nuestra democracia.” 

2.- Cierto con este gobierno todo lo construido en favor de la democracia está bajo amenaza.

3.- En cambio el señor (¿señor?) Andrés exclamó respecto de miles de personas, no acarreadas que marcharon este domingo histórico: “Se disfrazan de demócratas, pero violan los derechos del pueblo”. “Se disfrazan de demócratas cuando ellos eran los más tenaces violadores de los derechos del pueblo. Dicen ‘vamos a defender nuestra democracia’. ¿Cuál es la democracia de ellos? Pues la que funciona nada más para parapeto cuando en realidad lo que había era el dominio de una oligarquía corrupta.”

4.- Frente a un Palacio Nacional que es de todos -como se gritó- y no es un solo y pequeño individuo, caminaron, gritaron, cantaron, miles de personas, en una tercera y gran ocasión. ¿Qué Presidente anterior tuvo tantas marchas gigantescas? Sin la gran Bandera Nacional del Zócalo, que también es de todos y no del solitario habitante palaciego. No solo hubo marchas en la capital sino fuera del país y dentro de manifestantes hartos.

5.- Hace mucho la silla presidencial mexicana está vacía, está destrozada, está rota. Estos tiempos de pretender modificar a la Constitución, nos recuerdan a la película “La Ley de Herodes”, de Luis Estrada, de 1999.

6.- Allá en las afueras de la sede europea de las Nacional Unidas, en Ginebra, está otra gran silla con diferente significado. Aquí el que se sienta en ella, está destruyendo nuestra escalera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com