Jalisco y la revolución de Alfaro; a Dante ya se le fue su tiempo

0

José Luis Camacho Acevedo.

Muy atrás ha quedado el romance político establecido entre Dante Delgado y Enrique Alfaro. Por tierras jaliscienses todavía algunos recuerdan la mutua seducción entre ambos personajes; el maduro y colmilludo Dante, dueño de una franquicia de incierto futuro, y un joven brioso capaz de generar altas ganancias electorales, pero huérfano de partido político.

Durante muchos años Dante presumió su conquista.

Por medio de Alfaro, Movimiento Ciudadano ganó el Área Metropolitana de Guadalajara y tres años después, en 2018, el gobierno de Jalisco. Dante fanfarroneaba y decía tener bajo su mando a la futura estrella de la política nacional. Al paso del tiempo, el Alfarismo maduró, reconoció su fuerza dentro de MC y empezó a exigir lo que le correspondía.

El viejo lobo maniobró para satisfacer al impetuoso gobernador y cedió a Clemente Castañeda la conducción formal del partido naranja; Castañeda, un íntimo amigo de Enrique Alfaro desde la adolescencia. Dante extendía la mano amable, para preparar con la otra, un duro manotazo. En los últimos tres años, los celos y desencuentros entre la pareja Dante – Alfaro crecieron hasta empujar, prácticamente, la ruptura entre ambos personajes.

Los elementos detonantes fueron la ambiciosa, desleal y sucia intromisión de Dante en el nombramiento del candidato de MC al gobierno del estado de Jalisco y las intrigas de su enviado a Jalisco, un insensible y egocéntrico personaje llamado Javier Jaramillo; el choque de visiones sobre el papel del partido naranja en la elección presidencial junto a la decisión oportunista de Dante de ir desplazando al saliente gobernador Alfaro  para ir proyectar, nacionalmente, a su nueva conquista, El Fosfo gobernador de Nuevo León.

No cabe duda de que del rompimiento entre Dante y Alfaro, ya se perfilan dos perdedores y un ganador.

Con la designación de Jorge Álvarez Máynez como candidato a la presidencia de la república, el gobernador Alfaro marcó lo que parece ser una definitiva distancia.

Los alfaristas se concentrarán a ganar y mantener su hegemonía en Jalisco y para la elección presidencial, el vació y muy probablemente el voto diferenciado.

Nadie ha podido convencer al gobernador Alfaro de recibir y levantar la mano a Jorge Álvarez Máynez. Su rechazo es evidente tanto en lo personal como en lo político.

Hace días, un solitario Álvarez Máynez deambulaba por el centro histórico de Guadalajara, por la hora, apenas amanecía, parecía que quería pasar desapercibido y salir lo más pronto de la entidad. Grabó algunos spots y videos para su próxima campaña y emprendió la fuga.

En paralelo, en eso mismo días, los emecistas de Jalisco nombraban en eufórica y concurrida Asamblea Estatal a sus candidatos para el próximo proceso electoral.

Dante y su candidato presidencial no estuvieron presentes. El divorcio adquiere forma. Dante se equivocó con el gobernador Alfaro

Todavía por medio de su enviado Javier Jaramillo, Dante lanzó una dura advertencia a los emecistas jaliscienses en el sentido de que deben respetar los estatutos en sus procesos internos y evitar futuras impugnaciones.

Advertimos que Enrique Alfaro no se verá más con Dante. Se comenta que la idea es por la vía de las Agrupaciones Políticas Estatales dar los pasos iniciales para la creación de un partido político estatal y poner fin a la vinculación con Movimiento Ciudadano.

Sin el apoyo de los votos jaliscienses, Dante verá empequeñecido a su partido y su candidato presidencial obtendrá en Jalisco un monto de votos significativamente menor a lo esperado.

Dante equivocó sus cálculos, midió mal sus fuerzas. En las postrimerías de su gobierno, Enrique Alfaro habrá ganado la partida.

Dante y Jorge Álvarez irán a rumiar su derrota.

¡Al tiempo!

EN TIEMPO REAL

1.- Muy originales y llenos de sentido del humor los mensajes que enviaron sus miles de oyentes a Ciro Gómez Leyva cuando los coordinadores de los diputados del PRI, Rubén Moreira, y del PAN, Jorge Romero, hicieron trizas la mayoría de las propuestas presidenciales. Esta columna se suma a las propuestas del respetable y propone que se elimine el día del periodista para sustituirlo por el nombre de inefable Jesús Ramírez Cuevas.

2.- Carmen Morán Peña escribe en El País:

Los aficionados en México no miran el cartel, sino las decisiones judiciales para saber si podrán asistir a una corrida de toros. Recursos y amparos han convertido las tardes taurinas en una incógnita que se resuelve de una hora para otra. Los días pasados se habían programado tres festejos, una vez que los tribunales dieron vía libre tras más de un año de prohibición en la Ciudad de México, pero los tira y afloja entre la empresa de la Plaza y las organizaciones antitaurinas tuvieron a los jueces ocupados. Finalmente, hubo toros en la Monumental, el coso más grande del mundo, con capacidad para 42.000 asistentes sentados, que este lunes celebró su 78 aniversario.

3.- Mikel Arriola está logrando crear unos consenso entre los dueños de los equipos de la Liga MX que redundarán en soluciones a problemas como los apoyos que faltan, técnica y económicamente a las selecciones nacionales de futbol, tantos varonil como femenil. Mikel siempre ha sido un personaje que da resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com