Dos ejecutados en Celaya; uno en la colonia Pedro María Anaya y el otro en la zona de Cañitos

0

Celaya, Gto., 23 de marzo de 2024.- Cuando la ciudadanía creyente espera el Domingo de Ramos para participar con la familia en las conmemoraciones religiosas de guardar, dos hombres nunca lo volverán hacer, pues hoy encontraron la muerte al ser acribillados por moto sicarios, en hechos diferentes.

Estas víctimas se suman a los listados de otras que a diario se registran en esta ciudad, y de la zona de Laja-Bajío, sin que por ahora se vislumbre la paz de antaño, que por ahora quedó muy lejana, dicen con nostalgia muchos celayenses.

El primer hecho violento se registró poco después de mediodía en la colonia Pedro María Anaya, al poniente de la ciudad, en donde un hombre joven fue víctima de un ataque a balazos cuando caminaba sobre la avenida Santa Bárbara, casi esquina con Batallón de San Patricio.

Testigos dijeron que la víctima fue tomada por sorpresa cuando se le acercó una moto y uno de los sujetos comenzó a dispararle sin darle tiempo de nada, y mientras la víctima se desvanecía sobre la banqueta con el cuerpo sangrante, los delincuentes se dieron a la fuga.

De inmediato se dio la voz de alarma y momentos después llegaron los policías con los paramédicos, pero desgraciadamente ya nada se pudo hacer, pues las balas le dañaron órganos vitales.

No se proporcionó la identidad de la víctima, a la que posterior a los trabajos para incorporarlos en la carpeta de investigación a cargo del agente del ministerio público, el cuerpo fue embalado y trasladado al Semefo para la práctica de la autopsia correspondiente.

ZONA DE CAÑITOS EN TIERRASNEGRAS

Poco más tarde, como a las 13.00 horas, las autoridades recibieron el reporte de que sobre la calle Ramos Millán, que corresponde al barrio de Tierrasnegras y a la zona del mercado de “Cañitos”, se registraron disparos en contra de un hombre que estaba en la calle.

Cuando llegaron los policías y los paramédicos comprobaron el reporte, al tiempo de que también se confirmó que la víctima ya no contaba con hálitos de vida.

La víctima, que tenía su domicilio por esta calle, fue identificada por sus familiares, cuando con desesperación, entre lágrimas y sollozos, gritaban el nombre de “Juan, Juan”, pero ya nada se podía hacer.

Testigos dijeron que los disparos los hicieron dos sujetos que viajaban en moto, se dieron a la fuga y se perdieron entre las calles cercanas al barrio, o posiblemente del otro lado de la vía al norte de la ciudad hacia la colonia Las Américas.

Luego de terminar la concentración de los datos para la carpeta de investigación, se embaló el cadáver y se trasladó al Semefo para la práctica de la autopsia correspondiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com