DE ALGUNOS AÑEJOS OLVIDOS MUNICIPALES, EN CELAYA

0

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

1.- Pueden ser mucho más que los que apuntaré, pero para quien esto escribe son simbólicos y viejos y algunos funcionarios de trienios anteriores los han olvidado.

a) En la esquina que forman las calles de Aldama y Galeana, hay una casa bien pintada, a la que (quizás) algunos vecinos sucios (y malosos) han decidido que esa esquina, es el lugar ideal para depositar basura. Supongo que si alguien del servicio de limpieza pusiera un vigilante discreto y éste captara al vecino furtivo que deposita su bolsa (negra) de basura, y le impusiera la multa correspondiente, supongo que permitiría que la esquina de esa casa por fin estuviera limpia. Tengo muchos años de ver que no se resuelve por la Administración ese hecho.

b) En la calle de Aztecas antes de llegar a la calle de Abasolo hay una zona que debería ser calle y debería tener banquetas. No lo hay, parece una especie de jardín descuidado. Tengo años de ver que no se resuelve por todas las Administraciones ese tramo, verificando una calle y una banqueta. 

c) En la calle Madero al iniciar la Calzada Independencia, hay una casa abandonada con “dos arbolitos”, en uno de ellos hay un letrero que indica que no se deben estacionar vehículos. Hace poco, el día 4. me atreví a estacionarme en ese lugar, seguro de que no hay nadie desde hace años en esa casa, llegó un diligente policía de tránsito a pedirme que no me estacionara, le increpe y asegure que no había nadie en esa casa y el letrero es obsoleto incluso, lo rete a que me infraccionara estableciera en qué lugar estaba. Con fortuna no hizo nada. Tengo años y años de ver que la oficina de Tránsito mantiene ese letrero absurdo y seguramente seguiría.

d) En la ciudad es más frecuente que hay tránsito de bicicletas y de motocicletas, que circulan en las banquetas o en sentido contrario. No he visto policías que los infraccionen. Seguiré viendo este hecho, con cierto miedo, probablemente.

e) Las banquetas de la ciudad son peligrosas muchas de ellas: ojalá los funcionarios pisaran las calles y se dieran cuenta de ello.

2.- Hace mucho tiempo cuando el priista Roberto Suarez, era Presidente, había una audiencia pública, nos podíamos acercar y pedir, él anotaba, grababa la disposición que se después se trascribía, después se enviaba una orden y se corregían más rápido los pedimentos, que corresponde.

3.- Hemos privilegiado ver a la cabeza del Gobierno, para pedir; ya que los de abajo, escuchan menos.

4.- Es posible que esto que hoy denuncio seguirá igual, lo apuesto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com