Caso Ciro Gómez Leyva: ¿La muerte tiene permiso?

0

José Luis Camacho Acevedo

Más allá de lo punible del atentado que sufrió hace más de un año el periodista líder de los medios electrónicos, Ciro Gómez Leyva, la preocupación entre los que hacemos del oficio de informar, o de opinar, sobre los hechos políticos y sociales que ocurren en México para enterar de ello a la sociedad, nuestro trabajo, es que ya se tome con una peligrosa normalidad el hecho de que, como dicen las más prestigiadas agencias internacionales de noticias, México es el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo.

Ya desde hace más de un año, incluso antes del atentado que sufrió Ciro, evento que ya fue una gota que derramó el vaso, la polarización entre el presidente y algunos medios como Reforma y el Universal, y un grupo bien identificado de comunicadores, ha llegado a una condición que como dijo el poeta cursi, ya no sabe uno si reír o llorar.

Casualmente la audiencia diferida por un juez de control para celebrarse el 26 de febrero (o sea ayer) se da cuando el ambiente de los medios de comunicación está sumamente enrarecido por el caso de la infidencia presidencial de hacer públicos los datos personales de la corresponsal del New York Times Natalie Kitroeff.

El último episodio del proceso de investigación que se sigue en el caso del atentado a Ciro, terminó como se inició, ningún avance en concreto.

Ya un juez de control habría pospuesto la audiencia de los acusados para el 26 de febrero (o sea ayer) después de haber considerado una opinión de la FGR que otorgaría por la vía del juicio anticipado, una condena de tres años de cárcel y una multa de 10 mil pesos aproximadamente a cinco de las mujeres involucradas en el caso y acusadas de delincuencia organizada y nunca de tentativa de homicidio.

Entonces en el presente sexenio, como dijera el título de la novela de Edmundo Valadés La Muerte tiene Permiso, (1955) en la que una comunidad harta del cacicazgo del presidente municipal acude a las más altas autoridades para pedir que les permitan hacerse justicia por su propia mano.

¿Esa será finalmente la solución para resolver la situación de indefensión en que vivimos los periodistas?

Ya Joaquín López Dóriga, uno de los más valientes periodistas mexicanos, le dijo al presidente que, a pesar del inmenso poder que tiene hasta la fecha, mismo que puede hacerlo desaparecer con toda facilidad,  nunca le revelaría sus fuentes y menos se espantaría con las amenazas que le lanzan desde las “mañaneras”.

Manuel Buendía nunca dejaba su pistola y finalmente de nada le sirvió cuando fue asesinado a causa de las revelaciones que hizo en su trabajo periodístico.

Los periodistas no andamos lejos de la indefensión total por el ambiente de polarización que ha creado el presidente entre los medios y su obsesiva forma de ejercer el poder.

EN TIEMPO REAL

1.- Una de Xóchitl Gálvez: @XochitlGalvez anuncia que arrancará campaña a la media noche del 1 de marzo en Fresnillo, Zacatecas; posteriormente estará en Aguascalientes y finalmente estar en Irapuato a las 17.00 horas.

2.- Guanajuato no mejora. El periodista de mayor audiencia en la zona centro, Ignacio Tapia, reporta que el crimen organizado se está apoderando de las viviendas vacías en las principales ciudades de la entidad. Y que los homicidios el pasado fin de semana volvieron a subir de una manera preocupante.

3.- Se une al proyecto de Santiago Taboada el combativo Alejandro Rojas Díaz Durán. Y se espera que Taboada ponga una demanda en contra de Clara Brugada por actos anticipados de campaña en el Tribunal y en el INE. Y dice tener los pelos de la burra en la mano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com