¿Adán Augusto es el bueno? La corcholata con más propaganda

OPINIÓN

José Luis Camacho Acevedo.

Pregunté a mi amiga especialista en construcción de imagen, Verónica Gil, el precio que tendría hacer un espectacular tan profesional como en el que se promociona la figura y el proyecto presidencial de Adán Augusto López Hernández.

Al revisar la manifactura del mencionado promocional Verónica me dijo que el diseñador, o la compañía diseñadora del espectacular del secretario de Gobernación, tienen una tarifa para esos productos que oscila entre los 40 y 50 millones de pesos.

Eso es solo el costo del diseño.

Pero lo que debe importar una verdadera fortuna es el número de espectaculares que existen a lo largo y a lo ancho de las principales carreteras del país, así como los lugares estratégicos de las grandes ciudades en donde se ve al titular de gobernación con la frase: #ES ADÁN AUGUSTO en el mencionado promocional.

En materia de publicidad en bardas y espectaculares solamente le compite al hombre de Bucareli la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

El hashtag #ES CLAUDIA, con la figura de perfil que destaca la identificada cola de caballo que usa regularmente en su peinado la señora Sheinbaum, también tiene un número muy importante de espacios pintados. Pero no tiene ningún espectacular de la calidad de los que le manufacturaron a Adán Augusto López Hernández.

Ayer se conoció la versión de que el presidente López Obrador se reuniría con las corcholatas para “dialogar” con ellos.

Se da por descontado que estarán en ese cónclave Adán Augusto López, Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal.

No se sabe si asistirán también las minicorcholatas como son el senador Velasco Suárez y el polémico Gerardo Fernández Noroña.

Está claro que la recién ganadora de la elección en el Estado de México, Delfina Gómez, simpatiza mucho con Claudia Sheinbaum. Delfina es, sin duda, una buena compañera de viaje de Sheinbaum, a diferencia del impresentable gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García.

Y ya son muchos los gobernadores morenistas que le han llevado a la causa de Adán Augusto López el gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, a través de su operador político Máximo Moscoso.

La reseña anterior deja en claro dos cosas:

1.- Que hasta la fecha no hay piso parejo en la selección del candidato a través de una encuesta de la que no se conoce casi nada. Ni empresa, ni método, ni número de preguntas.

2.- Que todo el proceso de la sucesión presidencial 2024 sigue en manos, únicamente, del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para decirlo con claridad, es un juego en el que no hay reglas, pero si hay un personaje que lo maneja totalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *