A Felipe Calderón y a Layda Sansores se les apareció el diablo

OPINIÓN

José Luis Camacho Acevedo.

En el juicio que se le sigue a Genaro García en una corte de Nueva York por los delitos de narcotráfico, los testigos que ha presentado la fiscalía ha sido un verdadero desfile de delincuentes cuyos testimonios en contra del acusado han sido más un vodevil político, ya que la presentación de sus acusaciones adolecen de pruebas contundentes.

Para los mexicanos la idea de que tanto García Luna como sus “acusadores” y sus presuntos cómplices son unos verdaderos pillos es algo que se da por descontado.

Pero en ese peculiar juicio, lo más interesante está resultando los nombres de políticos mexicanos que han aflorado en las audiencias celebradas en la corte de Nueva York.

Para la sociedad mexicana es un supuesto harto creíble que la mayoría de las acciones ilegales realizadas por García Luna eran del conocimiento de su jefe Felipe Calderón.

Se tardaron los testigos del juicio en sacar a la luz el nombre del expresidente Calderón Hinojosa. Lo hizo otro delincuente confeso como es el Diablo Edgar Veitia, quien, gracias a sus acciones de encubrimiento de integrantes de reconocidos carteles de la droga, ascendió de ser un modesto mando policíaco de Tepic, a Fiscal de la entidad cuando la Gobernaba Roberto Sandoval.

Calderón, escondido en España, reviró diciendo que “nunca pactó o se relacionó con delincuentes”. ¿Y entonces su relación con el delincuente Genaro García Luna es un cuento chino?

Y días antes, en el desarrollo del juicio del diablo, había aparecido el nombre de la tormentosa gobernadora de Campeche, Laida Sansores Sanromán, en una declaración realizada por el expolicía federal Francisco Cañedo Zavaleta, quien aseguró que Layda tenía conocimiento de una reunión celebrada entre García Luna con Beltrán Leyva y Valdez Villarreal.

Ante esa acusación el socarrón ex presidente Vicente Fox publicó en su cuenta de twitter: “Ándale chiquita, ahora si vas a tener que sentarte como parte del juicio contra García Luna”.

Por cierto. a Layda le llueve sobre mojado. Ahora, según la versión de la mandataria, le acaban de “publicitar” unos videos en los cuales algunos de sus actuales funcionarios en el gobierno. Raúl Pozos Lanz y Armando Toledo y una senadora de MORENA, Rocío Abreu Artiñano, están recibiendo en el palacio de gobierno de Campeche fajos de dinero como los que hicieran célebres René Bejarano y Carlos Imáz. Y para Layda, imitadora sin igual de la Señorita Laura en sus Martes del Jaguar, el difusor de los videos es nada menos que su enemigo a muerte, Alejandro Moreno Cárdenas, el alicaído Alito.

Que impronta tan lamentable la que está dando este grupo de políticos mexicanos que, en el juicio contra García Luna y en los Martes del Jaguar, no esgrimen ninguna clase de argumentos serios con respeto de la sociedad nacional, sino que se dedican a tirar lodo y excremento sin importar a quien le caiga.

¡Hazlos Dios de tu Rebaño!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *