Xóchitl Gálvez, la opositora más fuerte a AMLO: ¿Realmente podrá competir contra el oficialismo?

0

Angélica Aguilar corresponsal en México

Sputnik Noticias 8 de julio de 2023.- Los altos índices de popularidad del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador indican que su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ganará en las elecciones presidenciales de 2024. Todas las encuestas le otorgan ventaja. Pero una figura de la oposición ha cobrado relevancia: Xóchitl Gálvez, del Partido Acción Nacional (PAN).

Recientemente en redes sociales se le comparó hasta con la Virgen de Guadalupe y el mismo López Obrador ha reconocido que podría ser la candidata del Frente Amplio por México a la Presidencia de la República.

Y es que este hecho, a pesar de lo que muchos críticos del obradorismo creen, es un síntoma de que México aún conserva su pluralidad política y su competencia democrática, sin importar que Morena gobierne en la mayoría de los estados del país, asegura en entrevista con Sputnik el maestro en Estudios Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Christian Salazar.

Actualmente —gracias a su exposición mediática y a las constantes menciones del mandatario mexicano— Xóchitl Gálvez es la aspirante con mayor fuerza de los partidos que integran la alianza opositora: el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Según López Obrador, la eventual candidatura presidencial de Gálvez ya cuenta con el visto bueno de Claudio X. González, empresario, vocero de la iniciativa privada, destacado opositor a Morena y líder de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

En ese sentido, aunque la democracia mexicana permite la participación de todas las fuerzas políticas la oposición mexicana “dista mucho de ser de gran calidad democrática porque, en todo este tiempo que han perdido las elecciones contra el Movimiento de Regeneración Nacional, a lo que se han dedicado es a descalificar, a confrontar, a insultarse, a dar espectáculos bochornosos”, opina el especialista.

“[Xóchitl Gálvez] es una candidata competitiva. Me parece que sí es una política importante; tiene experiencia en el Gobierno federal, en las administraciones locales, ha sido legisladora en varios momentos. Pero de ahí a que sea el mejor perfil que le pudiera dar a los opositores una posibilidad de ser la alternancia real, es aún dudoso. Lo veremos con las cifras, con cuánto arrancan [en aceptación]”, ahonda.

¿Una rival de Morena?

A pesar del apoyo con el que cuenta Morena entre la población mexicana —el partido gobierna en 22 de los 32 estados del país, incluyendo la Ciudad de México—, Xóchitl Gálvez es la primera figura política que se impone en la agenda presidencial y que incluso ha tenido la misma exposición mediática que los candidatos del oficialismo.

“Creo que sí existe por parte del presidente [López Obrador] y de Morena una preocupación por tener un candidato o candidata que les pueda competir y que, en dado momento, pudiese ganarles la Presidencia de la República. En ese sentido, ellos se comportan como lo han hecho siempre, descalificando de manera personal, denostando, generando rencores”, apunta.

“Considero que hay cierto temor en Morena por esta situación que pudiera darse de manera de manera real, aunque hay que considerar que [ese grupo político] cuenta con un voto duro que no tienen los otros partidos políticos; es parte del desgaste”, precisa el experto.

“Un momento crítico de la oposición”

Salazar identifica diversos problemas dentro y fuera del bloque opositor. El primero de ellos es la falta de propuestas de los políticos mexicanos, especialmente quienes son más críticos del Gobierno actual.

“Se dedican a denostar y no se han dado cuenta que [ese actuar] es consecuencia de la estrategia política que, durante más de 18 años, el presidente López Obrador ha llevado a través de su discurso (…). La oposición es de muy bajo perfil, de mala calidad, y [abre la puerta] a abusos por parte de Morena; no tienen acciones, les falta visión y no cuenta con compromiso con la ciudadanía. Es un momento crítico”, subraya.

Otro aspecto que analiza el especialista es la aparente falta de procedimiento interno tanto en el bloque opositor como en Morena.

“La evidencia fueron las elecciones del Estado de México. Al fijarnos en el proceso de selección de candidatos, realmente este no existió. Desde antes, sabíamos que la maestra Delfina [Gómez, de Morena], iba a ser la candidata (…). En la oposición sucedió algo similar; no había posibilidad de tener candidatos competitivos (…) y cerró la posibilidad de poder conocer o invitar [a otros personajes, o de dejar que la ciudadanía o la sociedad civil pudiera participar con otros perfiles”, comenta.

“Me preocupa que se esté generando un escenario similar, que ya tengan su representante en Morena, [que podría ser] la doctora Claudia Sheinbaum y que, por el hecho de ser mujer, están impulsando del otro lado a una candidata, pero que ésta llegue con desventaja a la elección”, pondera el profesor de la UNAM.

En este ámbito, también señala que la falta de relevo generacional impide contar con más opciones y visiones para forjar proyectos gubernamentales íntegros y más adecuados a la realidad del país en la actualidad.

La importancia de buscar perfiles adecuados

Para el experto en estudios sociales, la única manera de avanzar tanto en la democracia como en la política mexicana es buscando perfiles de mujeres y hombres que cuenten con una preparación adecuada para el cargo, tengan una visión no solo sobre los asuntos internos de la nación, sino del papel del país en el mundo, y que sepan liderar alcanzando consensos con las diversas vertientes, no solo con las que sea afines a ellas.

“Que tengan la capacidad de articular los intereses de todos los grupos en el país, que sean abiertos y abran la posibilidad de hablar con los diferentes liderazgos que los pueda convocar, que puedan generar acuerdos y estructurar planes de desarrollo a mediano y largo plazo. También que no promuevan ni generen rencor o violencia en la población”, afirma.

No obstante, sin tener personajes jóvenes ni propuestas claras y concretas, Salazar estima que la oposición y los partidos en el poder podrían provocar el abstencionismo y alejamiento de los mexicanos para tomar decisiones en materia electoral.

“La gente debe estar metida en la política; va a participar para que pueda enfrentar sus problemas. ¿Qué tendría que suceder en un escenario ideal? Protestas por parte de la población no solamente contra un partido, sino de todos, y luchar para que los requisitos para formar estos grupos se disminuyan”, asevera.

“Antes se concentraba [el poder] en un solo partido; le llamábamos sistema de partido hegemónico. Hoy esta élite se distribuye entre varios partidos, que es un sistema plural. Y sí, pero tienen una tendencia al elitismo que no permite la participación de la sociedad y por eso se están peleando tan fuertemente los cargos, porque realmente es lo único que les importa, más allá de un proyecto de desarrollo nacional”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com