Uno de cada diez niños sufre alguna discapacidad; la probabilidad de exclusión es mucho mayor para ellos

Según El Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el número de niños y niñas con discapacidad en el mundo es de casi 230 millones, es decir, uno de cada diez.

El documento sólo  confirma lo que ya se sabía: los menores de edad con discapacidad están en desventaja con respecto a sus pares sin discapacidad, dijo la directora ejecutiva del UNICEF, Henrietta Fore.

Los niños con discapacidad tienen un 24% menos de probabilidades de recibir atención temprana y receptiva; 42% menos de probabilidades de tener conocimientos básicos de lectura, escritura y aritmética; 25% más de probabilidades de sufrir emaciación (adelgazamiento patológico) y un 34% más de probabilidades de sufrir retraso en el crecimiento.

Asimismo, un 53% más de probabilidades de sufrir síntomas de infección respiratoria aguda; 49% más de probabilidades de no haber asistido nunca a la escuela; 47% más de probabilidades de no asistir a la escuela primaria; 33% más de probabilidades de no asistir al primer ciclo de secundaria y 27% más de  probabilidades de no asistir al segundo ciclo de secundaria.

También, un 51% más probabilidades de sentirse infeliz; 41% más probabilidades de sentirse discriminado y 32% más de probabilidades de sufrir castigos corporales graves

“Esta nueva investigación confirma lo que ya sabíamos: en el ejercicio de sus derechos, los niños con discapacidad se enfrentan a múltiples desafíos que a menudo se superponen”,

La medida en que los niños con discapacidad sufren privaciones, se sienten discriminados y carecen de esperanza en el futuro, pone de manifiesto que las sociedades no están haciendo lo suficiente para hacer realidad los derechos humanos más básicos de todos los niños.

Como resultado, continúa el círculo vicioso de exclusión y desventaja que deja atrás a los niños con discapacidad.

Dijo Henrietta Fore “Con demasiada frecuencia, a los niños con discapacidad simplemente se les deja atrás”.

El acceso a la educación es uno de los diversos temas que se examinan en el informe e indica que, a pesar del acuerdo generalizado sobre su importancia, los niños con discapacidad siguen muchas veces marginados a la hora de recibirla.

El informe concluye que los niños con dificultades para comunicarse y ocuparse de sí mismos son los que tienen más probabilidades de no ir a la escuela, independientemente del nivel educativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?