Tiburón en peligro

Luna de Plata Tv

La pandemia mundial ha permitido que la fauna del mundo nos haya dado una muestra de su belleza en sitios y ciudades donde ya no se veían. Algunos reportes hablan de avistamiento de delfines y ballenas en algunas playas. Pero bajo del mar donde la vida sigue, hay eventos que continúan y dañan a la fauna y, por tanto, al equilibrio ecológico.

Se trata del tiburón. La caza del tiburón es tan grande, que ya es una especie en peligro de extinción. Lo cierto es que el hombre ha sido su principal enemigo, es muy preocupante el descenso de población de estos animales debido a la pesca ilegal que se lleva a cabo en muchas regiones el mundo que causa la muerte de unos 100 millones de ejemplares cada año.

La población de tiburones va a la baja. Algunas especies se han reducido en más del 90% en menos de 3 décadas y la disminución de la población del 70% no es inusual. Un estudio de Ocean Sentry reveló que barcos con pabellón de Indonesia, España, India, México y Estados Unidos encabezan la lista de las mayores capturas entre 2007 y 2017. La caza ilegal de tiburones es el gran negocio a nivel mundial.

Lo que se busca principalmente del tiburón es su aleta, con lo que se prepara una sopa que se consume principalmente en el este asiático donde llega el 90 por ciento de las importaciones a nivel mundial. La sopa de aleta de tiburón es un platillo exótico considerado de prestigio social y un plato cuesta arriba de los 150 dólares.

La caza furtiva es además cruel. Los tiburones atrapados son subidos a los barcos donde les cortan las aletas y vivos los vuelven a echar al mar donde tienen una muerte lenta y dolorosa.

Hay caza encubierta protegida por la mafia. Por ejemplo, en Costa Rica los taiwaneses poseen una gran cantidad de bodegas que no concuerdan con el reporte que este país exporta solo 900 kilos al año. El tiburón tiene muchos usos industriales, por ello, cuando es cazado por completo se requiere de refrigeradores especiales para su conservación, las carne es muy delicada, ya que puede ser tóxica por el mercurio y el estrés con que mueren.

El tiburón se consume en algunos países en diversos platillos a partir de las más de 300 especies que la ciencia clasifica sobre el tiburón. Su piel se comercializa para hacer ropa y accesorios y un aceite llamado escualeno que se usa en la industria farmacéutica como rejuvenecedor y cosmética. Para producir una tonelada de esta sustancia, se deben matar unos 3,000 tiburones.

El hígado del tiburón tiene aceites y mucha vitamina A, constituye la quinta parte de su cuerpo. Si esto continúa a los niveles actuales, no tardaremos en acabar con ellos.

Tiburones existen en el mundo desde antes de los primeros reptiles, antes de los dinosaurios, y mucho tiempo antes de los primeros mamíferos y humanos. Están en este planeta desde hace más de 400 millones de años, antes de los dinosaurios, antes de los seres humanos y 40 años tardaremos en acabar con ellos.

Stephen Spielberg fue el culpable de que naciera nuestro terror cuando lleva al cine en 1975 Tiburón, la historia de un gigantesco tiburón blanco que ataca a Amityville en los Estados Unidos. Pero el tiburón no come carne humana, su alimento es a base de peces, crustáceos, moluscos, plancton, krill, mamíferos marinos y otras especies de tiburones.

Hay muy pocos ataques de tiburón a personas, pero son circunstanciales, esto se debe a que hay industrias como de la carne que tiran sus desechos al mar y debido al gran olfato que el tiburón posee acuden a la zona donde hay bañistas y en otro caso la imagen desde el fondo de un surfista con su tabla que llegan a confundirlos.

El caso es que la conservación y respeto al tiburón es una tarea que no debe perderse, es un tema que al planeta y a los seres humanos, les concierne.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *