Subir y bajar andamios, sufrir hambres, soñar, anhelar, es la vida del albañil

Irapuato, Gto., 20 de junio de 2021.- Con su clásica frase “jodidos pero contentos”, los trabajadores de la construcción toda su vida se dedican a realizar obras que ellos jamás disfrutarán, que ellos y sus familias nunca vivirán en una casa o edificios de esos. Construyen oficinas o instalaciones que, indiferentes, sólo verán de lejos cuando estén en funcionamiento.

El cronista municipal José Luis Chávez Hernández ha escrito para esta video cápsula dominical la cotidiana vida de los albañiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?