Sopas instantáneas sin valor nutricional; inmoviliza la Profeco más de 129 mil unidades

CDMX 5 de octubre de 2021.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó un total de 129,937 unidades de sopas instantáneas que se comercializan en el mercado nacional, durante un operativo especial de verificación llevado a cabo el pasado viernes, 1 de octubre, en tiendas de autoservicio y establecimientos comerciales.

La acción se dio por un Estudio de Calidad que realizó el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor a 33 productos de sopas instantáneas de distintas marcas; así como en atención a 68 denuncias recibidas en las 38 Oficinas de Defensa del Consumidor (ODECO) con las que cuenta esta Procuraduría en el país.

El análisis del laboratorio, cuyos resultados están publicados en el número de octubre de la Revista del Consumidor (https://www.gob.mx/profeco), encontró que algunas marcas incumplen requisitos de la norma de etiquetado, son engañosas en su etiqueta o no declaran la información nutrimental en el producto preparado.

Hay sopas que dicen tener queso y pollo, pero no lo tienen, “es una publicidad engañosa, una persona puede comprarlo pensando que si quiera tiene algo de recaudo de pollo: no tiene ni trazas de pollo”, afirmó el procurador del consumidor, Ricardo Sheffield Padilla.

Agregó: “Hay otra que se llama Marucham Ramen que dice tener verdura, y pueden ver en la Revista del Consumidor  como el pedazo de verdura que tiene, que es 0.8 gramos le cabe en la punta de la uña, eso sí, la foto viene con chicharos, con zanahorias, todo, así como si fuera algo muy saludable”.

También dijo que las sopas Marucham que vienen en vasitos de plástico son dañinas para salud si se meten en horno de micro ondas, lo cual se advierte en su empaque, pero el consumidor no lo ve porque está escrito con letras muy pequeñas.

El total de unidades con inmovilización corresponden a 12 productos, respecto al etiquetado (algunos se repiten porque tienen más de un tipo de incumplimiento):

Se encontraron incumplimientos a los requisitos de la norma de etiquetado NOM-051-SCFI/SSA1-2010 en:

Pasta preparada con salsa sabor queso y hierbas marca Knorr.  PASTA LISTA, agrega jarabe de glucosa en sus ingredientes pero no lo identifica como «azúcares añadidos».

No expresan la energía (kcla) como lo exige la norma:

Pasta preparada con salsa sabor queso y hierba, marca Knorr PASTA LISTA.

Pasta para sopa de fideos instantáneos marca MYOJO.

Pasta de sémola de trigo pre cocida para preparar sopa marca Selecto BRAND.

No presentan instrucciones de uso en idioma español:

Pasta de sopa de fideos instantáneos sabor curry, marca J-BASKET.

Pasta de trigo estilo oriental, marca CHIKARA UDON.

Son engañosas en su etiqueta

Sopa instantánea de pollo sabor queso picante, marca BULDAK CHEESE, ya que en su denominación dice «de pollo», pero en sus ingredientes indica contener «polvo sabor artificial de pollo» y «sabor artificial de pollo».

Tallarines instantáneos sabor pollo, marca OTTOGI RAMYON, pues la imagen que presenta en el empaque induce a pensar que contiene zanahoria, cuando no es así.

No declaran la información nutrimental en el producto preparado:

Pasta para sopa de fideos instantáneos sabor curry, marca J-BASKET.

Pasta con salsa sabor queso, marca Kraft.

Pasta para sopa de fideos instantáneos, marca NONGSHIM.

Pasta para sopa de fideos instantáneos estilo japonés marca UDON.

Pasta para sopa de fideos instantáneos marca MYOJO.

Pasta para sopa de fideos instantáneos, marca SAPPORO.

Pasta para sopa de fideos instantáneos, marca SAPPORO (HOT & SPICY CHICKEN).

Aunque en el operativo realizado el viernes no se localizó el producto Maruchan Ramen, que tiene cantidades mínimas de verdura, el producto incurre en publicidad engañosa, por lo que sería inmovilizado en operativos próximos.

Los productos analizados incluyeron aquellos en vasito, tazón o sobre, con queso, tomate, carnes, fideos y las sopas tipo ramen o fideos orientales en sus diferentes variedades y sabores.

El estudio arrojó que todos los productos cumplen con el contenido neto y algunos productos contienen vegetales pero en cantidades mínimas (menos del 5%). Además, la variedad en sus ingredientes, formas de preparación y presentación marca la diferencia en sus aportes nutrimentales y valor energético.

El laboratorio explicó, de acuerdo a la lista de ingredientes, estas sopas están elaboradas con harina de trigo y almidones y pueden contener sazonadores, salsas, extractos cárnicos, queso, tomate, potenciadores de sabor, azúcares, grasas o aceites, verduras, entre otros.

Fueron preparadas de acuerdo a las instrucciones de uso y se determinó el contenido nutrimental: proteína, grasa y carbohidratos, así como el contenido de sodio y el aporte energético (kcal) en 100 gramos.

Se determinó que una vez preparadas estas sopas, el mayor componente es agua (59-92%), después los carbohidratos provenientes de la pasta y finalmente grasa y proteína.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?