*SSP, FGE y policías municipales absolutamente incapaces para frenar la violencia

*En Celaya sólo sirven para obstaculizar la labor informativa de la prensa

Celaya/San Luis de la Paz, Gto., junio 2 de 2020.- El estado de Guanajuato sigue envuelto en sangrienta ola de violencia. Este martes, en dos ataques de sicarios registrados en un lapso de menos de 12 horas, fueron masacradas entre 10 y 12 personas.

Estos hechos se registraron en San Luis de la Paz y Celaya, sin que en ninguno de ellos se haya logrado la detención de los asesinos, como tampoco indicios que puedan llevar a su captura.

Los responsables de la seguridad pública estatal y municipales nada han dicho al respecto. En Celaya, los efectivos policiacos sólo se dedicaron a impedir que la prensa realice su labor informativa.

Tanto el Secretario de Seguridad Pública, Alvar Cabeza Vaca Apendini, como el Fiscal General del Estado, han sido absolutamente incapaces para frenar las incesantes ejecuciones a que diario, a plena luz y a cualquier hora del día se registran por todas partes.

Mataron a 6 en una fonda para traileros en San Luis de la Paz

Al fondo, a la izquierda, está la fonda para traileros en la que esta madrugada masacraron a seis personas

Sobre la masacre registrada en San Luis de la Paz sólo se tiene conocimiento de que fue aproximadamente a las 04.00 horas en una fonda localizada a un costado de la carretera federal 54, sitio al que acostumbran a llegar traileros y camioneros.

Por lo que trascendió en lugar de los hechos se sabe que un grupo de sujetos fuertemente armados llegaron al establecimiento para disparar hacia todos los que estaban en su interior, en donde quedaron muertas seis personas y una lesionada, a quien se le llevó a un hospital particular de San Miguel de Allende.

En Celaya, por tercera ocasión en dos semanas fue “rafagueada” una vulcanizadora que se ubica en la carretera a Cortazar, a la altura de la comunidad de Crespo. Aquí hay dos versiones sobre el número de víctimas mortales, una dice que fueron 5 y otra que 4.

Lo único cierto hasta las 17.30 horas es que en todo momento los policías trataron a toda costa de que la prensa fotografiara o tomara video de la fachada del negocio, incluso desde una distancia considerable y sin que perjudicara el levantamiento de evidencias criminalísticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *