Pide la Asociación Mexicana LGBTTTI+ aprobar ya la iniciativa que prohíbe terapias para corregir la orientación sexual

CDMX 1 de diciembre de 2021.- Con el fin de impulsar la aprobación de la iniciativa que busca prohibir y sancionar los esfuerzos para corregir la orientación sexual y la identidad de género, en el Senado de la República se presentó el cortometraje “Para: Sarah”, en el que se visibiliza la violencia que padece la comunidad LGBTTTIQ+ por esas terapias.

En nombre de la Asociación Mexicana LGBTTTI+, la directora del filme entregó a la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, 19 mil firmas de personas que apoyan la iniciativa para prohibir y sancionar los denominados esfuerzos para corregir la orientación sexual y la identidad de género sea abordada por el Pleno del Senado.

Sánchez Cordero, dijo que los representantes del Estado tienen la responsabilidad y obligación de trabajar de manera incansable para restaurar el tejido social que durante décadas se ha degradado.

Sostuvo que los denominados esfuerzos para corregir la orientación sexual y la identidad de género son sólo un ejemplo de estas transgresiones al valor supremo del ser humano, que es su dignidad.

El cortometraje, basado en la experiencia de la directora Erica Salinas Castillo y su experiencia con dichas terapias, pone en el centro del debate el derecho al libre desarrollo de la personalidad, así como de la autonomía de la persona y de los derechos que como seres humanos todos tenemos.

La cinta demuestra que aún existen actos de violencia indescriptibles, intolerables.

“Hay discriminación selectiva, múltiples violaciones a los derechos humanos, derivados de la orientación sexual o identidad de género”, dijo la senadora r hizo un exhorto a seguir impulsando acciones conjuntas que minimicen la disparidad y eviten la polarización, que promuevan la sensibilización sobre la diversidad sexual y su derecho a existir.

En ese esfuerzo deben estar las familias desde donde se debe comprender que “no hay nada que curar”, asentó.

Protagonizado por Meme García y Andrea Angulo, la historia está ambientada en el año 2004, en Sonora y habla de Ana y Sarah, dos chicas que se conocen en un grupo religioso, y, con el paso del tiempo, se dan cuenta que “el amor al prójimo” sí tiene restricciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?