Pedirán la expulsión del PRI de Jacobo Álvarez y Rafael García por la toma del PRI

* Esta mañana, el edificio sigue ocupado por inconformes

* “No puedes pedir diálogo con palos y armas”: Alejandro Arias ´

Guanajuato, Gto., junio 5 de 2020.- Quienes ayer por la tarde tomaron las oficinas del comité directivo estatal (CDE) del PRI buscaban llevarse documentos sobre el proceso electoral interno y de las auditorías que se realizan al partido.

Al dar a conocer que esa es la sospecha que se tiene, Alejandro Arias Ávila dijo que no es con palos y violencia como se pide diálogo e informó que también solicitarán la expulsión de quienes están identificados como autores intelectuales de la toma del edificio: Jacobo Manrique Romero, exalcalde de Pénjamo; y Rafael García del Horno, exdirigente estatal de la CNC.

Integrantes de un grupo autodenominado “Frente Democrático Priista Guanajuatense” se adjudicó la ocupación del edificio priista. Ninguno de sus representantes se ha mostrado ante la prensa, sólo enviaron un comunicado para dar a conocer la autoría de los hechos.

“Es un acto lamentable, no se puede justificar la violencia en ninguna de sus acepciones, no puedes estar pidiendo diálogo con palos y con armas que pueden hacer daño”, dijo Arias Ávila, quien es secretario general del actual CDE.

Asimismo, reconoció que esas posturas radicales perjudican enormemente al PRI:

“Y lo más lamentable de todo es que le mandamos un mensaje a la ciudadanía de que somos incapaces de gobernarnos a nosotros mismos, pues hacia afuera quién nos puede considerar como una opción de gobierno”.

Mientras que esta mañana las oficinas del partido seguían tomadas, por otra parte, abogados de la dirigencia preparaban una denuncia penal por esos hechos en contra de quien resulte responsable.

Según palabras de Alejandro Arias, “hay dos cosas por las que evidentemente sospechamos por las que iban: una, por los documentos, para llevárselos, por eso abrieron cajones, aventaron computadoras, hicieron destrozos adentro, porque iban a buscar eso”.

Esos documentos son los de los procesos para renovar los 46 consejos políticos municipales. Concretamente, se trata de los registros de aspirantes por planilla. Hubo 43 solicitudes de registro de planillas únicas. En Irapuato, Cortazar y Salvatierra lo hicieron dos en cada uno de esos municipios.

Los otros papeles que buscaban eran los de las auditorías que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y el INE realizan a los gastos de la anterior dirigencia estatal.

Las documentaciones de uno y otro caso están bajo resguardo, por lo que no se los llevaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *