Otros 6 ejecutados y las autoridades sin detener a los sicarios

Celaya, Gto., abril 30 de 2020.- – La violencia ya característica de esta ciudad no se detiene, pues en menos de 24 horas, se registraron cinco víctimas de la delincuencia en diferentes zonas de la población, y uno en Salvatierra.

Antes de las 14.00 horas se reportaron 4 personas muertas a balazos en una vivienda de la colonia tipo clúster Hacienda Natura.

Esto ocurrió en la finca localizada en la esquina de las calles Río Ayutla y Parque Cimatario. Los vecinos dijeron que solo escucharon unos 10 disparos y vieron que varios sujetos armados huyeron en un auto a toda velocidad, sin dar mayores características del vehículo.

La policía preventiva como primer respondiente, tuvo constancia de los cuerpos, que estaban tirados en colchones y cobijas en el piso, porque al parecer, no había más muebles junto con una silla de plástico.

Lo que se pudo apreciar, es que una de las víctimas, un hombre, vestía una playera negra y pantalón de mezclilla, tenía en un brazo un tatuaje con la figura de una corona de espinas.

Como siempre, las autoridades no tienen la más mínima idea de quienes hayan sido los sicarios ni informaron la identidad de las víctimas, sólo se sabe que las víctimas fueron dos hombres y dos mujeres.

OTRO MUERTO EN SALVATIERRA

Y para las estadísticas, este mediodía los vecinos de la comunidad de El Capulín, perteneciente al municipio de Salvatierra, reportaron el hallazgo del cuerpo de un hombre con visibles huellas de violencia, que se las hicieron antes de ser ejecutado.

Los vecinos indicaron que, al parecer, el cadáver fue depositado en el lugar en la madrugada, aunque fue encontrado este jueves al mediodía, sin que en este caso como en muchos, no se tiene la identidad.

OTRO CADÁVER

Anoche, poco después de las 22.00 horas, la policía recibió el reporte sobre un cadáver, en la esquina de las calles Halcón y Colibrí de la colonia Las Aves.

El cuerpo estaba envuelto en plástico transparente que se usa para envolver artículos estibados y tenía los ojos cubiertos con cinta canela, al igual que en las manos, que estaban atadas atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?