Nuevo León, Michoacán, Baja California, Campeche, Tamaulipas rumbo al TRIFE

José Luis Camacho Acevedo.

Un escenario poco explorado por los expertos hasta ahora es el de los reclamos que se vendrán después del 6 de junio por todos aquellos, partidos y candidatos, que no estén conforme con los resultados de los comicios.

Hay cinco entidades en las que, sin duda, tanto gubernaturas como diputaciones federales, terminarán con demandas ante la autoridad electoral.

1.- NUEVO LEÓN.

Está por demás visto que el gobierno federal no quiere hacer el papelazo en Nuevo León y, por todos los medios a su alcance, trata de descarrillar primero una muy probable victoria de Samuel García y después de anular definitivamente el proceso. Lo riesgoso es que habrá un nuevo Congreso Local en Nuevo León que será eco de las voces más influyentes de la entidad para que la federación no invada la entidad.

2.- MICHOACÁN.

El vuelco que han dado las preferencias electorales en favor del candidato aliancista Carlos Herrera Tello, que ya supera ostensiblemente al emergente de MORENA, Alfredo Ramírez Bedolla, han propiciado que las baterías de Lázaro Cárdenas y Leonel Godoy se enfoquen a promover denuncias en contra del mandatario Silvano Aureoles. Esto sería con la finalidad de enrarecer el ambiente político y llevar el resultado electoral a los tribunales.

3.- BAJA CALIFORNIA.

En esta entidad los que seguramente terminarán aliados son los antiguos adversario Lupita Jones y Jorge Hank Rhon. Y esa alianza seguramente está preparada para denunciar el intervencionismo del gobernador Jaime Bonilla. La más inconforme por supuesto es la candidata de MORENA, María del Pilar Ávila Olmeda.

4.- CAMPECHE.

La entrega que hicieron los integrantes de la Familia Murat del estado de Campeche a MORENA, sin avisarle siquiera al presidente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, es una triquiñuela que no les está funcionando a los entrometidos oaxaqueños. Resulta que Layda Sansores no resultó ser lo popular que pregonaba y ahora está abajo del aspirante aliancista PRI-PAN-PRD, Christian Castro Bello.

5.- TAMAULIPAS.

En esta convulsionada entidad no habrá elecciones para gobernador. Pero la disputa por las diputaciones federales será el objetivo de las protestas postelectorales. En cuando menos 6 de los nueve distritos que integran la división electoral de Tamaulipas, tanto panistas como priistas, están muy seguros de ganar los comicios. Y la consecuencia lógica será tener como destino los tribunales.

En próxima entrega haremos una evaluación de los efectos políticos que el metrazo traerá para las elecciones, tanto de alcaldías como de diputaciones federales.

EN TIEMPO REAL

1.- De acuerdo con el diario El País, Morena, dejará de tener la mayoría absoluta tras las elecciones del próximo 6 de junio y necesitará pactar con partidos aliados para controlar el Congreso. Sin embargo, especialistas coinciden en lo esencial salvo el hecho de que no habrá mucho aporte por parte de los partidos aliados PVEM y PT.

2.- El gobernador morenista Jaime Bonilla le está quitando votos a su correligionaria Marina del Pilar Ávila, porque insiste en tratar de demostrar que es el cacique de Baja California. El más beneficiado es el candidato de PES, Jorge Hank Rhon, candidatura a la cual podría declinar la abanderada del PRI, PAN y PRD, Lupita Jones, a quien hace poco llamó “basura”, pero ya reconoció que su comentario fue “desafortunado”.

3.- Cada vez más aumenta el rumor de que después de las elecciones del 6 de junio, renunciará el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, lugar que podría ocupar Julio Scherer Ibarra, el consejero jurídico del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?