No hay elementos suficientes para aprobar la Cuenta Pública 2018, determinó la Cámara de Diputados

• No se cumplieron objetivos de desarrollo nacional ni se logró mejorar la calidad de vida 

• Instruye a la ASF a continuar el correspondiente procedimiento jurídico de responsabilidades 

CDMX 8 diciembre de 2020.- En la sesión ordinaria de este jueves, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de decreto donde se concluye que no hay elementos suficientes para aprobar la Cuenta de la Hacienda Pública Federal, correspondiente al Ejercicio Fiscal 2018.

El dictamen precisa que no se cumplieron a cabalidad los objetivos de la política del gasto, y los objetivos de los programas nacional y sectoriales tuvieron un impacto marginal en beneficio de la sociedad.

El documento de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública fue aprobado por 400 votos a favor, 48 en contra y 8 abstenciones. Se solicitó publicar en el Diario Oficial de la Federación y determina que durante el ejercicio 2018 no se cumplieron los objetivos del desarrollo nacional, ni se logró una mejoría significativa en la calidad de vida de los ciudadanos.

Argumenta que la evolución sexenal de los indicadores de pobreza, desigualdad, competitividad, informalidad y precariedad laboral, así como el acceso a servicios públicos de calidad, apuntan a que el desempeño del Gobierno Federal no priorizó de manera efectiva el bienestar de la población.

Instruye a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para que continúe el procedimiento jurídico de responsabilidades relacionadas con la Cuenta Pública 2018, así como a rendir semestralmente a la Cámara de Diputados información actualizada sobre la recuperación o aclaración de recursos por parte de los entes fiscalizados. El dictamen no suspende el trámite de las acciones promovidas por la ASF.

En la valoración particular del gasto se destaca la deficiente planeación y ejecución de los recursos asignados a la población damnificada por los sismos de 2017, las fallas en el registro de los afectados en las entidades afectadas, así como la opacidad con que el Fideicomiso Fuerza México recibió y asignó recursos provenientes de donaciones del extranjero.

Además, el Fondo para el Fortalecimiento Financiero, incluido en el Ramo 23, rebasó su monto originalmente aprobado en 2,537 millones de pesos para distribuir en realidad 50,172 millones de pesos durante su ejercicio de manera discrecional. Eso significa que distribuyeron libremente 47,634 millones de pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?