Niega el TEEG la reincorporación de Ernesto Prieto en la presidencia estatal de Morena

Guanajuato, Gto., 1 de septiembre de 2020.- De improcedente calificó el Tribunal Estatal Electoral de Guanajuato (TEEG) el juicio promovido por Ernesto Prieto Gallardo para que se le restituya como presidente de Morena en el Estado de Guanajuato.

La resolución fue aprobada  en la sesión pública que este martes sostuvo el pleno del Tribunal, para abordar  el Juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano promovido por Prieto Gallardo, a quien por ahora lo identifica como “ciudadano expediente número TEEG-JPDC-23/2020”

La identidad de Ernesto Prieto Gallardo se deduce muy fácilmente porque es la única persona que ha promovido su reincoporación como presidente de su partido en la entidad, para lo cual, incluso, solicitó licencia para separarse del cargo de diputado local, pero sin precisar fecha de cuándo lo hará y por lo tanto sigue en la nómina de la legislatura.

A continuación, parte de lo expuesto por el TEEG en un boletín de prensa en el que da a conocer su resolutivo:

“El medio de impugnación fue promovido en contra del oficio CNHJ-184-2020, a través del cual, la Comisión de Honestidad y Justicia del partido político MORENA, comunicó al Presidente del Comité Ejecutivo Nacional diversas determinaciones, tanto de este Tribunal como de la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral, en torno a la pretensión de reincorporarse al cargo de presidente del Comité Ejecutivo Estatal del citado instituto político.

El Pleno de este organismo jurisdiccional electoral confirmó el oficio emitido por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de MORENA, atendiendo los siguientes razonamientos:

1.- Se cumplió con el requisito de definitividad, en razón de que no procede ningún recurso o medio de impugnación interno para controvertir el citado oficio, dado que se emitió de manera autónoma y no en cumplimiento a algún acuerdo dictado dentro de un procedimiento intrapartidario, es decir, no es un acto intraprocesal, tal como lo reconoce el actor y lo informa la responsable, aunado a que el Reglamento de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de MORENA, señala expresamente que los oficios no son susceptibles de ser impugnados ante la misma autoridad que los emitió.

2.- Del análisis de los agravios se advirtió que, si bien el oficio impugnado carece de fundamentación, lo cierto es que el agravio resultó inoperante dado que esa violación formal no resultó suficiente para revocar el acto impugnado, al existir fundamento legal en la normativa partidista que faculta a la responsable tanto para la emisión de oficios, como para informar de sus actividades a cualquier órgano del partido, cuando lo estime de su interés, por lo que también se calificó de infundado el agravio en el que se alegaba la carencia de facultades de la responsable para su emisión.

3.- En cuanto a la indebida motivación o incongruencia entre lo informado por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de MORENA al presidente del Comité Ejecutivo Nacional, se calificó de infundado, pues no se demostró que la información contenida en el mismo sea falsa o tendenciosa como lo sugirió el promovente, al margen de que también se remitieron las referidas actuaciones con lo que dicho Comité podía acceder a su contenido íntegro y formar su propio criterio.

4.- Asimismo, no se apreció que con la comunicación impugnada, se hubiere lesionado algún derecho sustantivo del promovente, en cuanto a su pretensión de reincorporarse como presidente del Comité Ejecutivo Estatal de MORENA, pues el mencionado oficio sólo se remitió al Comité Ejecutivo Nacional para su conocimiento y fines legales y estatutarios a que haya lugar, sin precisar algún mandato o efecto particular, aunado a que no se advirtió que éste último, haya asumido alguna determinación derivada de la información recibida.

5.- Por tanto, se consideró que a ningún efecto práctico conduciría revocar el oficio impugnado para el solo efecto de reparar la violación formal de que se asiente el o los fundamentos jurídicos omitidos y que de nueva cuenta, dicho acto pudiera ser controvertido ante esta instancia jurisdiccional, puesto que, de la normatividad partidista se pudo advertir que la responsable sí tiene facultades para su emisión, lo cual era materia de análisis en otro de los agravios que, necesariamente debía estudiarse en cumplimiento al principio de exhaustividad.

6.- En cuanto al resto de los agravios planteados por el actor, se calificaron de infundados, en razón a que del contenido del oficio controvertido no se demostró objetivamente la finalidad de suspender algún acto o resolución; aunado a que no se vulnera el principio de imparcialidad o igualdad procesal, al no quedar demostrado que la responsable haya prejuzgado sobre la validez o no del acuerdo de fecha del 28 de marzo de 2020, emitido por el Comité Ejecutivo Nacional, o que haya establecido una postura a favor o en contra del ahora recurrente o de alguna otra parte dentro del procedimiento intrapartidario, además de que, no se señala la forma o el sentido en que resolverá el expediente CNHJ-GTO-192/2020”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?