Mujeres, más de 70 % de personas víctimas de trabajo forzoso

CDMX 5 de diciembre de  2021.- De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), en el mundo 21 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso, que incluye la trata para la explotación sexual y laboral. La situación afecta a todos los países, ya sea como origen, tránsito o destino de las víctimas y daña a 71 por ciento de mujeres y 29 por ciento de hombres.

El organismo internacional indica que, en 2018, de cada 10 víctimas detectadas en el orbe alrededor de cinco eran mujeres adultas y dos niñas. Aproximadamente un tercio del total eran menores, niñas 19 por ciento y niños 15 por ciento, mientras que 20 por ciento eran hombres adultos.

En México, de las cinco mil 245 víctimas identificadas de los delitos en materia de trata de personas, 85 por ciento son mujeres, adolescentes y niñas, señaló Carmen Gabriela Ruiz Serrano, académica de la División de Estudios de Posgrado de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS). La cifra de niños y niñas involucrados en este problema alcanza 27 por ciento de los casos.

“Seis de cada 10 niñas, niños y adolescentes de entre uno y 14 años han experimentado algún método violento de disciplina infantil en sus hogares, mientras que uno de cada 15 ha recibido alguna forma de castigo físico severo como método de disciplina.”

Esa violencia que comienza en los hogares hace más vulnerables a las personas, y afecta especialmente a aquellas en situación de pobreza, a la que pertenecen ocho de cada 10 indígenas del país. “Se calcula que 30 mil indígenas en pobreza han sido reclutados por el crimen organizado”, sostuvo.

Ruiz Serrano acotó que en el mundo las niñas de entre 13 y 17 años de edad son uno de los grupos más susceptibles a ser víctima de trata en su modalidad de prostitución.

Por ello, aseguró que reducir las desigualdades económicas, así como ayudar a las víctimas de violencia doméstica y maltrato infantil tiene una enorme importancia si queremos erradicar la violencia y el crimen.

Por último, Omar González Sánchez, también profesor de la ENTS, se refirió a la utilización de niños y niñas en el crimen organizado, donde en 44 por ciento de los casos hay una oferta engañosa de empleo (que incluye alojamiento y comida).

“De las 95 víctimas identificadas se conoce la forma de enganche de 86, las que están ligadas 34 por ciento de los casos al aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad, 10 por ciento a enamoramiento, ocho por ciento a promesa de ayuda y tres por ciento al engaño.”

Destacó que el hiperconsumo tiene un papel relevante para engancharse, por ejemplo, para comprar un teléfono celular o unos tenis de marca.

Sobre esta problemática que se ha incrementado en el país en contra de niños y niñas, González Sánchez urgió a profundizar en el análisis en especial de las niñas, quienes son receptoras de violencias en la intersección de uno o más fines de la trata de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?