Monseñor Víctor Aguilar llegará el 12 de julio como nuevo obispo de la Diócesis de Celaya

Celaya, Gto., 15 de junio de 2021.- La Comisión Diocesana de Pastoral para la Comunicación de la Diócesis local, dio a conocer que el lunes 12 de julio, Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, llegará a esta ciudad, como el quinto obispo, en relevo de Benjamín Castillo Plascencia.

El presbítero José de Jesús Palacios encargado de la comisión, informó también que el acceso a la ceremonia religiosa será restringido para evitar contagios del Covid-19 y ahora se estudia en dónde se realizará.

Dijo que la información se proporciona “con suma alegría que la santa Eucaristía de la toma de posesión de su Excelencia Monseñor Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, Quinto Obispo de la de Diócesis de Celaya, será el lunes 12 de julio a las 12 horas”.

La participación de fieles, por razones de contingencia sanitaria será restringida y los que participen deberán sujetarse al protocolo de salud, para poder ingresar a la misa, señaló.

En el documento de información se invita a los fieles a unirse en oración por el ahora obispo emérito y administrador apostólico Benjamín Castillo y por el ahora el obispo electo Víctor Alejandro Aguilar Ledesma.

Por su parte, el obispo electo señaló que “se siente bien aceptado por la diócesis, alcanzo a ver que hay expectativa de recibirme con alegría, con entusiasmo”.

“Hay buen ambiente en la recepción y creo que en ese sentido voy confiado que me esperan con gusto, con alegría y voy en ese tenor y podemos hacer buenas sinergias”.

Dijo que será un “obispo callejero” para estar cerca de la comunidad.

Pues consideró que “la visión más importante como pastor, es lo que se tiene constancia directamente en las comunidades y eso es parte de lo que trataré de hacer, un obispo de la calle, un obispo que andaré en el mercado, ver a las personas, iré a los caminos con ellos,  procesiones”.

“Iré con ellos para conocer de propia mano los datos y que no sean los datos fríos de estadísticas o estudios, sino estar con la gente, conocerla y tener el conocimiento del pastor desde la fe, de lo que pasa en las comunidades y eso con el tiempo se logra”.

Dijo estar consciente de la violencia que tiene Guanajuato y en particular Celaya, y precisó que buscará “sanar” familias.

Consideró que esa violencia “es como la que se vive en Michoacán y la actitud de todos nosotros y en particular del obispo electo, será de reconciliación, no confrontar a unos contra otros, sino invitarlos a todos como el Papa francisco a ser hermanos y tratarnos con amor y respeto”.

Se pretende “invitar a todos los hermanos, porque son hermanos nuestros que se equivocan en la manera de conseguir recursos o poder; a ellos de todo corazón invitarlos a convertirse, a orar por ellos”.

“No se trata de agredirlos porque detrás de su historia criminal, hay situaciones familiares muy difíciles, y hay una frase que dice: Situaciones difíciles, historias difíciles”.

“Muchos de ellos jóvenes vienen de familias fracturadas, donde hay un papá alcohólico, que golpea, una mamá desobligada, o padres que se divorcian de manera inadecuada, barrios de pobreza y situaciones de marginación”.

“Todo eso nos obliga a fortalecer en grande el trabajo de la Pastoral Familiar, y yo iré a trabajar fuertemente para resolver la causa de la violencia, porque  la paz viene por la presencia de Dios en el corazón del hombre y sanar a las familias”.

Su trabajo también será que junto con las autoridades civiles y educativas, buscar que lleguen a las zonas marginadas y crear redes vecinales de ayuda”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?