Monreal y Morena: una cruzada contra el discurso de odio

José Luis Camacho Acevedo

El discurso de odio fomentado y enaltecido por algunos líderes como el presidente estadounidense, Donald Trump, el ministro del interior, Mateo Salvini y el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro ha provocado reacciones terribles, que van desde los ataques aislados hasta las masacres como la de El Paso, Texas.

Los periodos entre este tiempo de ataques se acortan, pues apenas nos estamos recuperando de la sorpresa que supuso el atentado terrorista de El Paso, cuando somos testigos de un nuevo suceso.

La tarde del miércoles se dio a conocer que al menos tres policías fueron heridos en la localidad de Nicetown-Tioga, al norte de la ciudad estadounidense de Filadelfia, luego que un desconocido realizó varios disparos contra los uniformados, que tuvieron que cubrirse entre los automóviles, informaron medios locales.

Ante estos hechos, el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, informó que en la próxima sesión de la Comisión Permanente su partido, mayoría en el Congreso, presentará una iniciativa para tipificar como delito “todo acto derivado de la discriminación racial”.

Detalló que se buscará establecer penas de uno a tres años de prisión y multas, para quienes difundan “ideas basadas en la superioridad o en el odio racial”.

También para quienes inciten a la discriminación racial, los actos de violencia o incitación a cometer tales actos contra cualquier raza o grupo de personas, de otro color u origen étnico, así como la asistencia a las actividades racistas, incluida su financiación.

“Igualmente, las actividades organizadas de propaganda y toda otra actividad que promueva la discriminación racial e inciten a ella, así como la participación en tales organizaciones o en tales actividades”.

El discurso de odio, alertó Monreal, se ha expandido a lo largo del mundo, y la iniciativa busca combatirlo.

 “Es común encontrarse con todo tipo de expresiones a través de las que se difunden, incitan, promueven o justifican la violencia, el odio y la discriminación contra una persona o grupo de personas por una variedad de razones, entre ellas las de naturaleza racial”, refirió el legislador.

La iniciativa señala que este tipo de discriminación “es un grave peligro para la cohesión de una sociedad democrática, la protección de los derechos humanos y el estado de derecho”.

De no abordarse el problema de modo integral, explicó, “puede conducir a actos de violencia más graves, como los que fueron perpetrados hace unos días en territorio estadounidense contra ciudadanos mexicanos”.

Aunque también está el problema de la venta indiscriminada de armas en Estados Unidos, muchas de las cuales terminan en suelo mexicano a través del contrabando. Justo con estas armas es que el narcotráfico ha adquirido el poder que tiene actualmente.

En algunos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del Estado ha quedado demostrado el nivel de armas que manejan, algunas son incluso más poderosas que las que usan los elementos del Ejército mexicano.

Con este tipo de medidas, el senador Ricardo Monreal y su bandada pretenden blindar a nuestro país de este tipo de ataques de odio y terroristas que en Estados Unidos parecen estar multiplicándose.

EN TIEMPO REAL

1.- El miércoles durante su intervención en el noticiero de José Cárdenas, el abogado penalista Diego Fernández de Cevallos dijo que ante el ejemplo del caso de Rosario Robles y como se dictó la prevención preventiva, él aconsejaría a sus clientes fugarse y dirimir en tribunales la presunta culpabilidad.

Vaya cinismo, pero finalmente es la realidad, es lo que han hecho otros abogados como del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Ante la detención de Robles y las supuestas humillaciones de las que fue objeto, sus abogados analizan presentar una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República, y otra de carácter administrativo en el Consejo de la Judicatura Federal, contra el juez de Control, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna por obstrucción de la justicia y presuntas anomalías en la vinculación a proceso.

2.- La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratificó y amplió las sanciones contra los creadores de la serie de televisión “Populismo en América”, por haber generado una “campaña negra” contra el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

La investigación realizada por el INE y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda a cargo de Santiago Nieto,  reveló un “complejo esquema integrado por personas físicas y morales” quienes utilizaron recursos privados para violar el modelo de Comunicación Política e “intentar influir negativamente en la percepción pública” de AMLO.

Esperemos que con estas medidas, los candidatos y partidos políticos lo piensen mejor antes de competir con campañas negras y guerra sucia.

3.- El líder nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza condenó la falta de una investigación seria y concluyente sobre el accidente donde la exgobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y  su esposo Rafael Moreno Valle murieron.

Sus palabras son contundentes, pero caen en el sospechosísimo: “Crece la sospecha de que alguien provocó el accidente, si el clima no fue factor, el motor no falló y el piloto era un experto, ¿Quién fue?”.

La realidad es que Marko Cortés no tiene temas trascendentes y le hace al policía chino con lo del accidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.