México y el retablo de las maravillas: Silvano, Gatell, marihuana, mentirómetro, masacres

José Luis Camacho Acevedo

El Retablo de las Maravillas fue uno de los entremeses cortos escritos por Miguel de Cervantes Saavedra.

Es una pieza del Siglo de Oro español. Es breve, de un solo acto, de carácter jocoso y burlesco, con mucho protagonismo y griterío de sus personajes. Era representada entre acto y acto de una obra teatral.

La trama muestra a los mandatarios de un pueblo (en nuestra época funcionarios públicos de todo nivel) que manejan un Retablo vacío mostrado por unos cómicos, aparentemente mágico ya que no enseña nada de sucios de sangre o bastardos , simulan ver lo que quieren ver, para en esa forma demostrar que son lo que en realidad no lo son.

Apenas a media semana en México se sucedieron casos que son, sin más, un remake del Retablo de las Maravillas.

Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, sin acordar cita previa con el presidente, se presentó en Palacio Nacional con una carpeta en la dijo tenía las pruebas y los videos de como los narcos manejaron las pasadas elecciones para gobernador en su estado.

La verdad Silvano competía espacios con los oferentes de trabajos (albañiles, plomeros, pintores de casas, cerrajeros, etc.) que se colocan en la verja de Catedral.

¡La verdad, una vergüenza¡

Después de que López Gatell dijera que los padres con niños enfermos de cáncer son “golpistas de la derecha”, o una barbaridad semejante, los padres volvieron a tomar el acceso al aeropuerto internacional de la CDMX.

¿Hasta cuándo aguantará AMLO a López Gatell?

Lo de la legalización de la marihuana para el uso lúdico resultó una más de las presentaciones del retablo de las maravillas. Para consumir o sembrar en tu casa, tienes que tener un certificado de la Cofepris. O sea si tú fumador andas muy tranquilo en la calle con más de la dosis actualmente permitida, sin duda te apañan y te meten a chirona.

Se inició la vacilada del mentirómetro (López Dóriga dixit) en las mañaneras.

Y, para variar, el propio Teacher fue de los inauguradores del mentirómetro.

Y por desgracia la violencia no para.

Nuevamente masacres en Tamaulipas, homicidios dolosos en Guanajuato y levantones de alcaldes electos en Penajamillo, Michoacán.

Sin duda, hoy por hoy, somos un retablo de las maravillas que supera en comicidad al genio de Cervantes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?