Más acciones para prevenir e identificar la violencia sexual por razones de género

CDMX 28 de septiembre de 221.- En el marco de administración de justicia es fundamental incluir la figura del consentimiento como una pieza clave para prevenir e identificar, de manera temprana la violencia sexual por razones de género

Así lo expresó la presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Olga Sánchez Cordero, al asistir a la presentación de la Recomendación General número 3, del Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención Belém do Pará.

Ahí asentó que es necesario legislar para asegurar que las mujeres no deben subyugarse ante nadie, ni permitir ningún tipo de abuso, pues ellas son las dueñas de su cuerpo y de su vida.
La senadora recordó que la Recomendación General número 3, relativa a “La figura del consentimiento en casos de violencia sexual por razones de género”, es un documento que ofrece un análisis estructural de la desigualdad.
Además, considera al consentimiento como un primer paso para llevar a cabo el ejercicio de la autonomía de las mujeres y como un principio irrefutable en la construcción de políticas públicas, capacitación y sensibilización de los operadores del Sistema de Justicia.
La Convención Belém do Pará, subrayó, es un documento muy importante en la lucha contra la violencia de género a nivel mundial, y la figura del consentimiento, precisó, juega un papel clave para lograr resultados óptimos en las etapas de persecución, investigación y sanción de los casos de violencia sexual.
Expresó que el hecho de garantizar que las mujeres puedan ejercer sus derechos en libertad e igualdad, permite empoderarlas y contar con más mujeres consientes, fuertes, decididas y libres.
La presidenta del Senado de la República consideró indispensable impulsar las voces de las mujeres que claman por sus derechos en las plazas y calles del mundo, para que tengan eco en los recintos de justicia del país, las políticas públicas y las legislaciones.
La ausencia de resistencia, el silencio, la falta de amenazas o coacción, acotó, no siempre es consentimiento, “o como bien dice el himno feminista, la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni como vestía”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?