Marrullerías en el Senado de la República a la honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación

Escribe: NICOLÁS MARTÍNEZ CERDA.

Al discutirse las reformas a la ley Orgánica del Poder Judicial Federal, en la votación de ampliación del Presidente de la Suprema Corte, se pensará que su votación en el pleno del Senado se debió a una coalición y que se dio una deliberación democrática que reflejó una verdadera composición política, por lo que se aprobó el agregado del artículo transitorio cuestionado propuesto por el Partido Verde que es peón y servil de Morena, en síntesis, pasó por marrullerías y no mediante diálogo democrático. El respetable Senador Dante Delgado digna y razonablemente protestó, pero ya tardíamente.

Morena y el Partido Verde, ya habían obrado bajo el lema “todos para uno, uno para todos” lema de los charros contrabandistas de la Rama de Luis Inclán. Y así sorprendieron con sus marrullerías “arreando que el Sol se mete”; y así Morena suma odios y malquerencias. Desgraciadamente estas son las condiciones o factores reales en que “vive y se agita” el pueblo de México.

Los Legisladores Federales han perdido absolutamente el respeto por la Constitución Suprema del País, pues, no hay acuerdos mediante el diálogo democrático.

Acertadamente la Asociación de Magistrados, ha dirigido carta a la Cámara de Diputados solicitando que no se apruebe el inconstitucional artículo transitorio.

Ahora bien, de aprobarse por la influencia irracional de Morena, nos preguntamos, cual norma se aplicará, si el artículo transitorio que amplia dos (2) años del periodo del presidente de la Corte, o bien, la aplicación del artículo 97 Constitucional, que dice: “Cada cuatro años el pleno de la Corte elegirá entre sus miembros al presidente de la SCJN, el cual no podrá ser reelecto para el periodo inmediato posterior.”

La Constitución como norma Suprema vincula a toda autoridad, indiscutiblemente que es la verdadera esencia de los Jueces Federales y locales y están obligados a aplicar; por lo que el Foro Nacional de abogados, consideramos que el Ministro Presidente ARTURO ZALDIVAR LELO DE LARREA , siendo un Constitucionalista de cepa, de sabiduría severa, que no acepte la ampliación de su periodo como presidente de la Corte, su deber-poder es observar la Norma Constitucional que es superior a la Ley Orgánica del P.J.F.

La Constitución impone límites al paso de la duración de los funcionarios públicos, así también impone al Poder Legislativo y Ejecutivo, y a la Corte toca ejercer su poder controlador del poder público, que no se salgan de los carriles Constitucionales.

La CONSTITUCION decía HAMILTON “(…) debería ser la piedra de toque para la interpretación de la Ley.”

Los Ministros de la Suprema Corte, deben tener “(…) los mismos anhelos y saber de VALLARTA, que marcara indelebles los rumbos luminosos de la Libertad y el Imperio de la Constitución, por la honra de la Nación.” (J. Ramón Palacios Vargas, Estudios Jurídicos, UNL, página 249)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?