Lejos de visiones dogmáticas esperamos se cumpla la tarea de legislar correctamente y en favor de los derechos humanos

Arturo Bravo Guadarrama

A propósito de la presentación de iniciativa de ley en el congreso local que propone reformas a la constitución Política y al código civil del Estado de Guanajuato, para que se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, desde la Dirección Estatal Ejecutiva del partido de la Revolución Democrática nos congratulamos con esta propuesta.

La nueva iniciativa viene a reforzar la que desde hace casi dos años se presentó desde el grupo parlamentario perredista y nos pronunciamos porque lejos de visiones dogmatizas los diputados locales cumplan la tarea de legislar correctamente y en favor de los derechos humanos de las personas.

La defensa de los derechos humanos de los ciudadanos es, desde su fundación un principio en nuestro partido, por lo que hemos constantemente acompañando ésta, y otras luchas de la comunidad de la diversidad sexual, por lo tanto, pedimos al grupo mayoritario en la cámara local para que no den más largas a una realidad social.

Pedimos que debatan sobre este asunto y resuelvan a favor del respeto a los derechos humanos de estas personas, no dudamos que los legisladores conozcan la resolución de la suprema corte de justicia y el alcance que tiene, toda vez que ya declaro improcedente la negativa de las entidades para no legislar a favor de los matrimonios igualitarios. Resaltamos que el Artículo 1ro constitucional establece la no discriminación hacia ningún sector de la sociedad, esto, hace que el sector de la diversidad sexual al igual que los demás sectores tiene el derecho a amar y conformar una familia, donde el estado garantice el respeto y derecho a esas familias de la diversidad sexual y el matrimonio (en este caso) igualitario es el marco legal que permite esto.

En el mismo sentido del respeto a los derechos humanos, rechazamos el acto de discriminación que sufrieron Kaely y Mariana de parte del ayuntamiento de la capital del estado, al ser separadas de su empleo, sin causa justificada, lo cual deja entre ver que fueron despedidas por su preferencia sexual; El día de ayer, tuvimos comunicación, y si ellas aceptan, podríamos asumir su defensa legal y acompañarlas en la lucha por el respeto a sus derechos humanos y laborales por parte del ayuntamiento de esta ciudad capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?