Lactancia materna, la primera vacuna que recibe un bebé para prevenir infecciones

CDMX 1 de agosto de 2022.- Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) afirman que la leche materna es la primera vacuna que recibe un recién nacido, al fortalecer su sistema inmunológico con anticuerpos que previene enfermedades como diarreas, infecciones respiratorias, dermatitis, diabetes, obesidad, asma e incluso leucemia, además de crear un vínculo emocional con su madre desde las primeras horas de vida.

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto, Octavio Alejandro Pérez Miguel, Jefe de Pediatría del Hospital de gineco obstetricia No. 4, destacó que también la madre obtiene beneficios al practicar la lactancia materna, pues se asocia a un menor riesgo de sufrir cáncer de mama y de ovarios, así como la posibilidad de evitar diabetes y reducir de peso.

Señaló que para promover entre las derechohabientes y madres trabajadoras del Seguro Social la alimentación exclusiva con leche materna hasta los seis meses de edad, el Seguro Social cuenta con más de 60 lactarios en Unidades de Medicina Familiar, Hospitales y unidades administrativas, estas últimas para madres trabajadoras del IMSS.

El lactario es un espacio seguro, privado, higiénico y accesible donde las mujeres en periodo de lactancia pueden amamantar a su bebé o extraer y conservar de forma adecuada la leche materna con el apoyo de personal capacitado, quien lo deposita en un banco de leche a fin de brindar este alimento a los bebés que están hospitalizados.

Pérez Miguel detalló que las madres que utilizan los lactarios tienen diversos beneficios como la disminución del ausentismo laboral, facilidad de acudir en diferentes horarios, mayor compromiso con el centro de trabajo y satisfacción al poder combinar la maternidad con el empleo.

Dijo que instalar un lactario en una unidad médica e incluso en empresas u oficinas no se requieren medidas extraordinarias, basta un espacio adecuado y privado para la mamá, y personal capacitado para el apoyo en la extracción y resguardo de la leche.

Destacó que a pesar de la llegada de la pandemia de COVID-19 hace más de dos años y las diversas olas pandémicas que han surgido, se ha dado continuidad al uso del lactario y del alojamiento conjunto, donde se promueve que la mamá y el bebé pasen el mayor tiempo posible juntos y se refuerza la lactancia materna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.