La riqueza de los destinos turísticos

Parte 9

EL DESTINO

El turismo tiene por objeto concreto la localidad, que motiva el desplazamiento, así como las facilidades necesarias que permitan el traslado y la permanencia temporal, es el conjunto de elementos que conforman la oferta turística.

Por tal razón la oferta turística se divide en:

PRIMORDIAL Y COMPLEMENTARIA

Oferta Primordial

La oferta primordial, está integrada por el conjunto de atractivos turísticos que motivan y dan origen a los desplazamientos y determinan la producción de servicios e integran a su vez el patrimonio turístico, y provee de todos aquellos elementos que sean susceptibles de aprovechamiento y capaces de incitar el desarrollo y que forman parte del cuadro geográfico o cultural de un lugar, de tal manera podemos distinguir dos elementos que constituyen la riqueza de un destino:

LOS NATURALES Y LOS CULTURALES

Los naturales:

Son aquellos bienes proporcionados por la naturaleza, pero en cuya presencia no haya intervenido el hombre, aunque sí haya modificado, como lo son: Montañas, planicies, costas, lagos, sierras, llanuras, barras, lagunas, volcanes, desiertos, penínsulas, esteros, valles, salinas, playas, cenotes, quebradas, altiplanos, islas, ríos, glaciares, bahías, cayos, cascadas, flora, arrecifes, acantilados, grutas, fauna, caletas, fiordos, cavernas, caza, canales, pesca, manantiales.

Los culturales:

Es un conjunto de manifestaciones de la idiosincrasia humana: folklore, museos, artesanías,

Arte, gastronomía, historia, música, arqueología, danza, obras de arte.

Este conjunto de elementos dispersos, requieren de un minucioso análisis, e integrarlos al inventario turístico de un destino, y que formen parte del patrimonio histórico y cultural.

Por ejemplo, en México se tienen manifestaciones culturales de gran valor, inscritas por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad que a continuación se mencionan:

Las fiestas indígenas dedicadas a los muertos.

Memoria y tradiciones vivas de los otomíes- chichimecas de Tolimán: la Peña de Bernal, guardiana de un territorio sagrado.

La ceremonia ritual de los voladores de Papantla

Los Parachicos en la fiesta tradicional de enero de Chiapa de Corso, Chiapas.

La Pirekua, canto tradicional de los Purépechas.

La tradicional gastronomía mexicana, cultura comunitaria ancestral y viva.

El Mariachi, música de cuerdas canto y trompetas.

A demás de las diez ciudades patrimonio cultural de la humanidad: Ciudad de México por su centro histórico y Xochimilco; Campeche; Guanajuato; Morelia; Oaxaca; Puebla; Querétaro; San Miguel de Allende; Tlacotalpan; Zacatecas

Lo anterior, es solo una parte de la gran riqueza de México.

Para hacer uso de estos recursos naturales y culturales, a fin de preservarlos con responsabilidad, se requiere de 3 factores básicos: Factor Humano Profesional, Factor Económico y Factor Legal.

HUMANO PROFESIONAL.

Integrado por profesionales y técnicos en la materia, para la investigación y planeación

ECONÓMICO

Para obtener el financiamiento necesario y ejecutar los proyectos.

LEGAL.

Que constituya el marco jurídico, para prever, apoyar y promover el desarrollo turístico.

La Oferta Complementaria

Es la que hace posible y facilita la permanencia, y se requiere de 3 grupos de suma importancia: INFRASTRUCTURA, ESTRUCTURA, SUPRAESTRUCTURA

INFRAESTRUCTURA

Es el conjunto de obras, instalaciones y servicios, creados para satisfacer las necesidades de la población en general, es importante señalar que el surgimiento y desarrollo de un destino turístico dependerá en gran parte de la existencia de lo siguiente:

  1. a) Adecuadas vías de comunicación.
  2. b) Transporte público.
  3. c) Sistemas de
  4. d) Servicios generales de abastecimiento, asistencia, educativos, administrativos, bancarios y religiosos.
  5. e) Redes de
  6. f) Equipamiento
  7. g) Señalética, casetas y paradores turísticos.
  8. h) Facilidades para personas con habilidades

ESTRUCTURA

Es consecuencia de las necesidades y exigencias de la demanda, es la integración de instalaciones funcionales, equipos adecuados, personas capaces y empresas eficientes para facilitar la práctica del turismo, es fundamental de toda estructura turística, el servicio, el cual podemos definir como:

‟Organización y personal destinados a satisfacer las necesidades del público en general”.

Relacionado con el turismo podemos definir los servicios turísticos como:

Los que se prestan a través de una organización adecuada, de personal especializado, destinados a satisfacer las necesidades y deseos del turista para ello se requiere implementar programas de capacitación.

El país ha tenido avances importantes en la formación de profesionales a nivel medio superior sin embargo a nivel básico-operativo existe un déficit, que se debe de cubrir a la brevedad creando técnicos profesionales con especialización en las diferentes áreas del sector donde la aptitud y actitud sea uno de los valores que rijan su formación.

De los servicios que se prestan al turista, destacan dos características: Interdependencia y Naturaleza intangible

INTERDEPENDENCIA

Para aplicarla en forma práctica y objetiva, existe, una necesaria simbiosis, que supedita el progreso de uno, a la existencia de otros, prestaciones que por lo general no pueden ser otorgadas por una sola empresa, ya que el sujeto del turismo demanda una diversidad de servicios como: Transportación, hospedaje, alimentación, comunicaciones, recreación.

Desde el punto de vista empresarial, resulta obvio la necesidad de que los servicios de una empresa, pueden complementarse con los de otras, ya que trabajar de manera aislada difícilmente podría llegar su oferta a los mercados deseados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?