La Revolución de 1910 es la transformación más popular y profunda de México: López Obrador

CDMX 20 de noviembre de 2021.- Con la participación de tres mil militares, así como niños, niñas, adolescentes, jóvenes y personas adultas, esta mañana se realizó el desfile con el cual fue conmemorado el 111 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

“La Revolución de 1910 es la transformación más popular y profunda que se haya registrado en nuestro país”, dijo el presidente Andrés Manuel López en su discurso oficial. “Tengamos en cuenta que, desde la Independencia y durante todo el siglo XIX, la estructura de dominación colonial permaneció prácticamente inalterable; los pobres siguieron siendo, en su inmensa mayoría, peones acasillados en haciendas rurales o mozos en las ciudades; la justicia social no existía ni en el discurso; tampoco la mayoría de la población participaba en política, actividad reservada a las élites liberales o conservadoras” agregó el mandatario, para después señalas:

“Recuérdese que, en más de medio siglo, el poder lo detentaron dos hombres fuertes o tiranos: Antonio López de Santa Anna que fue once veces presidente de México y Porfirio Díaz, quien gobernó, mandó por 34 años. Este último personaje se empeñó en hacer progresar al país mediante el restablecimiento de la esclavitud y con la supresión de las libertades políticas”.

Enseguida recordó los pasos de Francisco I. Madero para iniciar la Revolución:

Ante esta realidad de opresión y falta de libertades, el candidato presidencial opositor al régimen, Francisco I. Madero, da a conocer en octubre de 1910, el Plan de San Luis Potosí, en el que desde Laredo, Texas, convoca al pueblo a tomar las armas para derrocar a la dictadura.

En el plan se decía de manera clara, breve y contundente, cito: “México está gobernado por una tiranía que ha pretendido justificarse a sí misma con los beneficios de la paz y de la prosperidad material; pero esa paz no descansa en el derecho, sino en la fuerza, y esa prosperidad solo beneficia a una minoría, no al pueblo ni a la nación.

En consecuencia, solo quedaba el recurso de “arrojar del poder a los… usurpadores”, por lo que se designaba “… el domingo 20 de noviembre para que a las seis de la tarde en adelante, todas las poblaciones de la República se levanten en armas”.

El movimiento armado cobró miles de vida, “pero aun con el pesar de este doloroso sacrificio, no se puede sostener que la lucha revolucionaria haya sido en vano, como a veces sostienen los conservadores de manera insensata; tampoco se puede decir que al final resultó más de lo mismo”

“Es indudable que la lucha del pueblo por su emancipación, acompañada por las sinceras convicciones de sus dirigentes dio lugar a conquistas sociales muy importantes que marcaron con claridad la diferencia entre el Porfiriato y el periodo postrevolucionario”.

“Por el sacrificio de los mexicanos que participaron en esa gesta, que hoy conmemoramos, no por concesión gratuita, se creó un nuevo orden social con mayor movilidad y justicia. Es decir, de ningún modo fue infructuosa la lucha contra la dictadura”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?