La paz tiene rostro de mujer: Rosa Icela Rodríguez

José Luis Camacho Acevedo

Pero su experiencia en la función pública no se reduce a la comunicación, Rosa Icela se desempeñó en los distintos gobiernos perredistas como parte del gabinete de seguridad

Para muchos Rosa Icela Rodríguez se sacó la rifa del tigre al ser designada como la nueva secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, en un México donde los problemas de violencia, delincuencia e inseguridad son asuntos mayores, donde el crimen organizado ha cooptado tanto al poder que en momentos se han vivido periodos de narcoestado.

En julio de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso la mira en Icela Rodríguez y se la llevó al gobierno federal como coordinadora general de Puertos y Marina Mercante de la SCT, necesitaba a una persona de toda su confianza, de probada honestidad, responsabilidad y compromiso para ese tipo de tareas, en donde se ha demostrado que la corrupción sale hasta por debajo de las piedras.

Antes Rosa Icela fue secretaria de Gobierno de la CDMX con Claudia Sheinbaum, a quien ayudó a diseñar el programa de gobierno.

Su experiencia en el periodismo la llevo al servicio público primero con el PRD y después con Morena. Su primer cargo fue en la Coordinación de Comunicación Social de la Primera Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, durante el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas hace más de 23 años.

Pero su experiencia en la función pública no se reduce a la comunicación, Rosa Icela se desempeñó en los distintos gobiernos perredistas como parte del gabinete de seguridad: fue encargada, por ejemplo, de los cuadrantes de seguridad de la CDMX en donde empleó una estrategia e inteligencia policial y un amplio trabajo vecinal de construcción de redes de seguridad, con lo cual logró contener y bajar la incidencia delictiva.

Es precisamente su cercanía con la gente, su empatía con la población y sus necesidades lo que el Presidente vio en ella, lo que tanto necesita para pacificar al país, su visión de mujer con lo cual podría dar la atención debida al problema de la violencia de género, en particular los feminicidios, una de las deudas reconocidas por su antecesor Alfonso Durazo.

La reducción de la violencia es uno de los grandes pendientes del presidente López Obrador, la colocación de Rosa Icela y su perfil revelan que parte de la estrategia es la construcción de redes ciudadanas y una visión más humana de las fuerzas de seguridad ante la problemática, quizás menos punitiva y seguramente evitando las violaciones de derechos humanos.

Sí por México: todos contra Morena

Ante el desencanto de la población por los partidos políticos y sus integrantes, es decir políticos que sin importar su afiliación partidista han sido exhibidos en actos de corrupción para su propio beneficio, existe una especie de vacío en miles de ciudadanos que no saben por quién votarán en las siguientes elecciones.

En la figura de los candidatos independientes se esperaba que personajes de la sociedad civil, como activistas y luchadores sociales accedieran al poder por medio del voto popular, pero como pudimos observar en las pasadas elecciones, los requisitos del INE para acceder a una candidatura ciudadana son prácticamente inalcanzables.

Entonces algunos personajes optaron por sumarse a algunos partidos políticos para contender con la etiqueta de independientes, cuando varios en realidad tienen un pasado militante con uno o varios partidos. El caso es que tenemos en realidad muy pocos representantes realmente apartidistas, pero el nicho sigue ahí.

Ante cierta decepción por el gobierno de la 4T, se gestó una nueva iniciativa que agrupa a decenas de organizaciones de la sociedad civil, que busca impulsar una agenda y perfiles ciudadanos en los partidos políticos, denominada Sí por México.

En esta agrupación participan Gustavo de Hoyos, expresidente de la Coparmex y Claudio X. González empresario y fundador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, a quienes el presidente López Obrador ha calificado como el FRENA 2.

Pero no lo son, esta agrupación sí se encuentra organizada y cuenta con los recursos económicos y alianzas estratégicas necesarias para crecer y ganar curules y escaños en las próximas elecciones, para ello no necesitan candidaturas independientes, más bien sumar a los partidos políticos de oposición, que muy poco tardaron en aceptar.

PANPRI y PRD ya se sumaron a Sí por México, mal haría el presidente López Obrador y Morena en seguir despreciándolos, cuando la historia en otros países nos ha demostrado los revolcones que suelen ocurrir ante las decepciones de la anhelada transformación que no llega.

¡El juego está abierto en Morena!

La principal tarea de Mario Delgado como dirigente nacional de Morena, una vez que los tribunales resuelvan las esperadas impugnaciones de Porfirio Muñoz Ledo, es sacar adelante las 15 candidaturas a gobernador y presentar una planilla de aspirantes a diputados federales que sean altamente competitivos con la finalidad de que el partido fundado por AMLO siga conservando una mayoría favorable en San Lázaro.

En algunas de las entidades que habrá elecciones para gobernador, se trata de antiguos bastiones gobernados aún por el PRI: tales como ZacatecasGuerrero y Sonora. Hoy en día, Morena se perfila como favorito en las encuestas pero aún faltan varios meses y ya sabemos que todo puede pasar.

La división interna que generará la decisión que se tome a partir del método de la aplicación de encuestas, en cada una de las tres entidades mencionadas, parece ser un problema que no se resolverá con premios de consolación en Morena, es ahí donde Mario Delgado tienen en sus hombros la enorme responsabilidad de generar los consensos necesarios para evitar rupturas innecesarias.

En Zacatecas, por ejemplo, Morena tiene a dos aspirantes abiertos: David Monreal quien ya renunció a su cargo en la Secretaría de Agricultura y el senador José Narro Céspedes. Ambos con posibilidades y capacidad de movilización.

Por su parte en Guerrero, la disputa es entre el también senador con licencia, Félix Salgado Macedonio y el exdelegado federal, Pablo Amílcar Sandoval. Los dos personajes cuentan con arraigo social aunque provienen de grupos muy distintos en Morena.

En Sonora, se presenta un caso diferente. Alfonso Durazo no tiene competidor de Morena al frente en la búsqueda de la nominación como candidato al gobierno, y de acuerdo con el reglamento del INE con relación a la posibilidad de realizar precampañas, Durazo deberá tener un contendiente abierto en su partido.

De no conseguirle un sparring político no podría realizar como aspirante único, ningún evento proselitista en el periodo de tiempo que se señala para precampañas, pero conseguirle un contrincante para ello, es al parecer más sencillo que en los casos anteriores.

Miscelánea

1.- Los primeros días de botón rojo en Jalisco, han resultado en un enorme fracaso en ciudades como Guadalajara, donde la falta de previsión provocó largas filas para acceder al transporte público, generando precisamente lo que se quería evitar: aglomeraciones.

2.- Sólo tres de los diez estados miembros de la Alianza Federalista tendrían plena autonomía financiera, en caso de salirse del pacto fiscal, se trata de TamaulipasNuevo León y Colima de acuerdo con una investigación del Instituto Mexicano para la Competitividad, los demás simplemente no tienen posibilidades y tendrían graves consecuencias.

3.- Se quedan en el gabinete con más fuerza que nunca Marcelo EbrardOlga Sánchez Cordero Santiago Nieto Castillo, los tres han resultado de gran ayuda para el Presidente, quien necesita gente que le de resultados para salir de la crisis en todos los ámbitos que está generando la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?