Jóvenes mexicanos ante los claroscuros de TikTok

CDMX 20 de noviembre de 2021.- TikTok es una de las redes sociales en formato digital más usadas por los jóvenes en México. Sólo está por debajo de Facebook, YouTube, WhatsApp e Instagram y por encima de otras redes como Twitter, Telegram y Tinder.

De sus mil millones de usuarios, 35 millones son mexicanos. Por eso es la quinta red más utilizada en nuestro país, informó Luis Ángel Hurtado Razo, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

El 53.7 por ciento de los mexicanos que utilizan esa red tiene entre 14 y 20 años, según el estudio “Cómo usan TikTok los mexicanos”, realizado del 6 de agosto al 6 de septiembre en los 32 estados de México, donde se aplicaron  mil 120 cuestionarios.

Datos destacados en el estudio muestran que las mujeres usan más (65.2 por ciento) TikTok que los hombres (34.7 por ciento), agrega el investigador.

Según el estudio, realizado por Hurtado Razo, los mexicanos lo usan entre tres y cuatro horas diarias y 59.5 por ciento cursa una licenciatura.

En 2020, dice Hurtado Razo, fue una válvula de escape, sobre todo para los jóvenes, porque tanto las redes sociodigitales como los medios tradicionales (prensa, radio y televisión) sólo hablaban de la pandemia.

“TikTok sirvió para que las juventudes se olvidaran de toda la tragedia (muertes por la Covid-19 y riesgo de infección por el SARS-CoV-2) y la crisis económica que les había arrebatado su vida cotidiana en México y en el mundo.”

Descubrieron en TikTok un sitio donde podían divertirse y entretenerse con gente de su edad. Por eso, principalmente, los usuarios son universitarios y bachilleres, que habían perdido su libertad de ir a la escuela, al cine, al teatro, a los conciertos… y a convivir con sus amigos.

Aunque las fake news están prohibidas, el 70.2 por ciento, según el estudio, dijo haber recibido información falsa. Por cada mil personas, 700 recibieron videos falsos.

Al igual, son muchos los  casos de mensajes en un lenguaje intolerante que tiende a la discriminación y a la violencia.

El costo-beneficio al ser  una red  gratuita o de acceso libre: el usuario se beneficia al utilizar un servicio, a la vez que la empresa, en este caso TikTok adquiere los datos personales de sus usuarios.

Cuando un usuario —asegura Hurtado Razo— da un like a un video, se vuelve seguidor de algo o alguien, el tiempo que dedica a la red, si comenta, descarga o comparte video, no únicamente le están cobrando, sino que también, al vender TikTok toda esa información a las marcas que se anuncian en su plataforma, el usuario se convierte en mercancía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?