Jícama, una delicia que era consumida por toltecas, mexicas, mayas y zapotecas

CDMX 5 de diciembre de 2021.- La jícama es un tubérculo originario de México y en diciembre es su temporada fuerte. Perteneciente a la familia de las leguminosas fabaceae como el frijol, las habas o los garbanzos, esta planta se cultiva principalmente por sus raíces tuberosas las cuales son comestibles.

En nuestro país la jícama es consumida principalmente como botana o acompañamiento de algún otro platillo, aunque no hay lugar donde la ubiquemos mejor que como relleno de las piñatas.

La palabra jícama proviene del náhuatl xicamatl que significa raíz de agua, ya que su contenido de agua es de un 87%. Tiene un sabor dulce y almidonado, con un valor nutricional alto, ya que contiene vitamina C, calcio, fósforo, potasio y hierro.

Sabías qué… se tiene registro de su consumo en culturas precolombinas como la tolteca, mexica, maya y zapoteca.

La jícama se siembra de marzo a junio, para cosecharla entre septiembre y diciembre., Nayarit es la entidad que más cosecha jícamas, con una producción de 82 mil 830 toneladas.

La jícama se consume principalmente  como en tiras como fruta, comúnmente acompañada con sal, chile y limón; también puede hacerse sofrita como vegetal o guisada en sopas y en escabeches.
Es una planta que, a diferencia de que su raíz se consume en tantas formas, el resto de la planta es considerada tóxica, pues su semilla contiene un alto grado de rotenona, que es un insecticida natural; molida esta semilla se utiliza para combatir plagas.

La jícama es un producto proveniente del campo mexicano, con una historia prehispánica que sigue presente como un elemento básico de nuestra gastronomía y de nuestras tradiciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.