Villagrán, Gto. septiembre 1 de 2019.-El oficial mayor, Armando Moreno Perrusquía, podría ser relevado del cargo por desacato y acciones de «corrupción», al dar de alta a varios familiares como «aviadores» denunció la regidora Cinthia Guadalupe Teniente.

En asuntos generales, la regidora dio a conocer en la última sesión de ayuntamiento, celebrada el 30 de agosto, el oficio que le giró al Oficial Mayor para requerirle información respecto a la situación laboral del esposo de la síndica Evelin Razo Pallares.

Este hombre es Carlos Cerritos Rodríguez, quien fue regidor en la pasada administración por el Partido Humanista. 

También se le solicitó información sobre Armando Mejía Quemada, suegro de la regidora de Morena, Blanca Daniela Moya Hernández.

De estos, dijo la regidora Torres, existe información extraoficial de que son presuntos «aviadores» con sueldos muy bien remunerados y su caso compromete la postura del ayuntamiento.

Y es que, dijo, en sesiones anteriores «fuimos muy claros», y por ello hace unas semanas también por actos de corrupción, se separó del cargo al Director de COMUDAJ  Efraín Solórzano.

Asimismo, recientemente se dieron de baja a oficiales de tránsito, porque se les sorprendió pidiendo «mordida» de manera flagrante.

Estas situaciones, de las que tiene conocimiento el alcalde, Juan Lara Mendoza, están desaprobadas «y tan es así, que ha sido muy tajante en su postura de no tolerar a personal que se conduzca de manera deshonesta.”

Luego dijo que con respecto a la información que se requirió al oficial mayor, «sí puedo aseverar que el presidente municipal se mostró sorprendido con el contexto».

La encomienda de Lara Mendoza con el oficial mayor, es en el sentido de realizar la contratación de personas para que desempeñen un trabajo en aras de fortalecer los resultados de la administración municipal y la sociedad.

En caso de comprobarse  la información extraoficial de los presuntos «aviadores», que ya es del conocimiento no solo del ayuntamiento sino por toda la administración, se hablaría de un desacato del titular de esta área.

Con este motivo sería suficiente para solicitar su destitución, además de que ya cuenta con una amonestación pública, derivada de la omisión ante una solicitud de información que la regidora le solicitó.

Ahora ya sólo es cuestión de esperar en qué sentido es la contestación del oficial mayor «si es que contesta”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?