Salamanca, Gto., agosto 2 de 2019.- Fue la refinería de Salamanca la culpable de las emisiones de un gas que la noche del 23 de julio ocasionó vómitos, mareos, irritación de garganta y otros malestares a personas de varias colonias  localizadas por la salida a Celaya.

El señalamiento lo hizo en conferencia de prensa María Isabel Ortiz Mantilla, secretaria del medio ambiente del estado, quien a la vez dio a conocer por tal motivo presentará denuncias ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) para que investigue a la refinería por esos hechos.

En su exposición ante los reporteros dijo que en el análisis químico elaborado por los laboratorios del Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (CIATEC), se detectó la presencia de compuestos orgánicos volátiles de la familia de los aromáticos, así como distintos compuestos azufrados (dióxido de azufre).

“Durante las primeras horas, autoridades de la RIAMA informaron que operaban de manera normal; sin embargo, una cámara, propiedad de la SMAOT, captó una emisión de gran magnitud proveniente de las instalaciones de la Refinería Ing. Antonio M. Amor”.

Ortiz Mantilla informó que en el marco de colaboración, como autoridad estatal, se solicitó por oficio, un informe de las actividades de los días 22, 23 y 24 de julio a CFE, UNIVEX y RIAMA; y esta última no ha presentado la documentación.

También dejó asentado en solicitudes anteriores la refinería no ha dado a conocer información relacionada a su operación y emisiones atmosféricas; dato indispensable para orientar a la población sobre las medidas a tomar para la protección de su salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.