Exhorta la iglesia a los tres niveles de gobierno a trabajar conjuntamente para frenar la ola de violencia

Guanajuato, Gto., agosto 6.- Desde sus parroquias los sacerdotes realizan acciones para que se acabe la de violencia, informó el director del Observatorio Diocesano de León, Eduardo Hernández Rodríguez, al exhortar a los tres niveles de gobierno a unir esfuerzos para obtener mejores resultados.

Su trabajo consiste tanto en catequesis como en homilías, servicios religiosos y, sobre todo, en permanente comunicación con su feligresía para inculcar en ellas la cultura de la paz. “Haríamos mucho mejor trabajo si hubiera una mejor vinculación entre estos órdenes policiacos y nuestra iglesia.”

El exhorto implica despojarse de personalismos, evitar que cada quien se quiera atribuir logros para acabar con la violencia, ya que es muy común escuchar “que es el ejército, que es la marina, que es la guardia nacional, que es la policía estatal, federal, municipal las que están controlando la violencia,” ese trabajo debe de ser conjunto, incluida la sociedad.

Estudios de campo y visitas casa por casa han expuesto a los sacerdotes que muchas de las veces la generación de la violencia tiene su raíz en la familia, por lo que es necesario crear estrategias para evitar que el mal se desarrolle.

“Sí atacar la delincuencia, pero sobre todo atender una causa profunda que es la violencia dentro de la familia, dentro de la casa, la violencia que genera un papá, una mamá, un hermano, eso se nos está olvidando y no estamos nada más con la violencia y la inseguridad pública y delincuencial.”  

El plan pastoral diocesano contempla que sus ministros presten más atención a las familias, dio el padre Eduardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.