Este año será más activa de lo habitual la temporada de ciclones en el Pacífico y el Atlántico

CDMX De acuerdo con los análisis sobre las condiciones oceánicas y atmosféricas realizados por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se pronostica que la Temporada de Ciclones Tropicales 2021 sea más activa de lo habitual, tanto en la cuenca del Océano Pacífico como en la del Atlántico, señaló Jorge Zavala Hidalgo, coordinador general del SMN.

Por otra parte, científicos de la Oficina Nacional de Administración Oceanográfica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) estiman que podrían desarrollarse de 13 a 20 tormentas tropicales con nombre en 2021, cuando el promedio es de 14.

Con los huracanes, podría ocurrir lo mismo, ya que calculan entre seis y diez huracanes, cuando la media es de siete.

La temporada de huracanes en el Atlántico comienza el 1 de junio y se extiende hasta finales de noviembre. Oficialmente, en el Pacífico oriental inició el 15 de mayo, para finalizar el 30 de noviembre.

Jorge Zavala Hidalgo aseveró que la sequía actual se debe, en gran medida, a la falta de impactos de ciclones tropicales en el noreste y el occidente de México, ya que en la temporada 2020 ninguno afectó estas regiones. Habitualmente, en septiembre ocurren los mayores impactos de ciclones tropicales en nuestro país.

Uno de los principales objetivos del SMN durante la temporada será identificar los tipos de efectos asociados a cada ciclón tropical, ya sean por lluvias, viento, oleaje, marea de tormenta, inundaciones, entre otros, con la finalidad de emitir avisos de manera oportuna, sobre velocidad, trayectoria e intensidad, y, con ello, informar a los tomadores de decisiones como el Sistema Nacional de Protección Civil, que, en coordinación con los gobiernos estatales y municipales, realizan acciones que contribuyen a salvaguardar la integridad de la población y mitigar los daños en su patrimonio.

Para lograr lo anterior, explicó Zavala Hidalgo, este año el SMN fortaleció sus redes de observación con los radares meteorológicos en Altamira, Tamaulipas, y Los Cabos, Baja California Sur, que servirán para reforzar la vigilancia meteorológica en el Golfo de México y la zona norte del Pacífico mexicano, ya que contar con una red de observación robusta, es de suma importancia para elaborar pronósticos con mayor calidad y más certeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?