Encuentran en China embrión de dinosaurio de entre 72 y 76 millones de años

El ejemplar parece tener una postura muy parecida a la que realizan las aves en su última fase de incubación

Por Rubén Chicharro/Hipertextual

Un equipo de investigadores ha hallado un embrión de dinosaurio de entre 72 y 66 millones de años dentro de un huevo fosilizado. El ejemplar, que proviene del sur de China parece ser un oviraptorosaurio, perteneciente al grupo de los terópodos desdentados. Está «exquisitamente conservado», según los investigadores, y permite conocer la forma que desarrollaban este tipo de especies antes de la eclosión.

Lo sorprendente de este embrión, apodado «Baby Yingliang» es su excelente estado de preservación. Los expertos asegura que se han hallado óvulos fosilizados durante los últimos 100 años, pero ninguno con una conservación tan excelente. «La mayoría de los embriones de dinosaurios no aviarios conocidos están incompletos con esqueletos desarticulados», asegura Waisum Maof, investigador de la Universidad de Birmingham, Reino Unido, a CBS News.

La investigación, publicada en iSciencie, detalla la curiosa y familiar postura del ejemplar. El dinosaurio, de una longitud de 27 centímetros, ha mantenido su cabeza bajo el cuerpo, con los pies a cada lado. Por otro lado, su columna vertebral está «rizada a lo largo del poste romo del huevo», que tiene unas dimensiones de 17 centímetros. Se trata de la primera vez que se reconoce esta postura en dinosaurios no aviares. Es, además, una posición muy similar a la de las actuales aves modernas en su última fase de incubación. Sugiere, por lo tanto, que el oviraptorosaurio estaba en una fase previa a la eclosión.

¿De dónde proviene el embrión de dinosaurio?

Curiosamente, el ejemplar se mantuvo almacenado durante una década tras su descubrimiento en Ganzhou, provincia de Jiangxi, en el sur de China, por Yingliang Group, una compañía dedicada a la extracción de piedras. No fue hasta que se realizó la construcción del Museo de Historia Natural de la Piedra de Yingliang cuando los ejemplares entregaron al equipo de expertos para su investigación, quienes prestaron especial atención al huevo por su posible contenido.

Si bien los primeros estudios revelan importantes datos sobre el comportamiento de los dinosaurios no aviares, el equipo científico, liderado por expertos de la Universidad de Birmingham y de la Universidad China de Geociencias, esperan recabar más datos en futuras investigaciones. Parte de los huesos todavía están cubiertos con tierra, lo que dificulta su investigación y requieren técnicas de estudio y escaneo de imágenes más avanzadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?