En homicidios dolosos, “Guanajuato sucursal del infierno”; en 2020 registró 5,086 según el INEGI

Saúl Arellano/México Social

De acuerdo con los datos sobre mortalidad por homicidios dolosos en 2020, dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el 27 de julio de 2021, en México hubo, en 2020, una cifra preliminar de 36,579 homicidios intencionales. Una cifra que es inferior en solo 85 casos, respecto de la cifra de 2019, la cual fue de 36,661 víctimas.

Si se suman los homicidios perpetrados en 2018, 2019 y 2020, México ha llegado a la cifra de 109,925 homicidios intencionales. Debe recordarse en ese sentido, que la presente administración inició en diciembre de 2018. En ese sentido, la suma de 2019 y 2020 es de 73,240 víctimas de homicidio doloso, más 16,937 que de manera preliminar ha registrado el Sistema Nacional de Seguridad pública, lo que hace una suma de 90,177.

Guanajuato, sucursal del infierno

De acuerdo con los datos preliminares que había dado a conocer el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad. en el año 2020, Guanajuato se habían contabilizado 4,490 homicidios intencionales. Sin embargo, los datos que da a conocer el INEGI, y que constituyen la cifra preliminar oficial para el país, la cifra en realidad es de 5,086 casos.

Es importante decir que para el año 2020, el Secretariado Ejecutivo había dado a conocer una cifra preliminar, para todo el país, de 34,515 homicidios intencionales, es decir, una cifra 5.9% inferior a la que ha actualizado el INEGI.

Por otro lado, en números absolutos, hay una diferencia de 2,064 casos en los registros de ambas instituciones. Esto implica que del total nacional, 596 se ubican en Guanajuato, es decir, el 28.8% de los registrados en el país, lo cual hace pensar en que quizá haya una posible intencionalidad en el subregistro de las cifras violentas en la entidad.

En ese mismo sentido, debe subrayarse que en el 2020, Guanajuato concentró el 13.9% del total de los homicidios perpetrados en el país. Desde esta perspectiva, otro dato que permite dimensionar la magnitud de la violencia en Guanajuato, es el relativo a que en 2020, de manera preliminar, en los Estados Unidos de América se estima que hubo alrededor de 20 mil homicidios; es decir, si Guanajuato fuese un estado de la Unión Americana, habría concentrado el 25% de todos los homicidios de aquel país.

Los otros estados con altos niveles de violencia

Hay, además de Guanajuato, diez entidades federativas donde, en 2020, se rebasó la cifra de mil homicidios intencionales, en cada una de ellas. La segunda más violenta del país el año pasado fue Chihuahua, con 3,451 homicidios intencionales; y en tercer lugar se ubica el Estado de México con 3,061 homicidios dolosos registrados.

Hay además tres entidades con más de dos mil homicidios dolosos, pero menos de tres mil, en cada una de ellas. Así, Baja California registra 2,923 víctimas de homicidio intencional; Michoacán, 2,375 casos y Jalisco 2,162.

Finalmente, hay una lista de cinco entidades con más de mil homicidios dolosos, pero menos de dos mil, en cada una de ellas. Estas entidades son: Sonora, con 1,564, Guerrero, con 1,458, la Ciduad de México, 1,333, Zacatecas, 1,226 y Veracruz, con 1,142.

El recuento de tres años

México ha vivido, entre el 2018 y el 2020, los años más violentos de su historia reciente. Ya se comentó que en estos tres años se han acumulado 109,925 homicidos intencionales. De esa suma, Guanajuato aparece en primer lugar en este trienio, con 12,353 víctimas totales, es decir, el 11.23% del total nacional.

Los otros estados que registran mayor número de homicidio dolosos son: Estado de México, Chihuahua, Baja California, Jalisco, Michoacán y Guerrero, estados que acumulan, cada uno de ellos, más de 4 mil homicidios dolosos.

En esos estados se acumula una suma de 67,011 víctimas de homicidio intencional, que equivalen a 60.9% del total de los casos acumulados entre los años 2018 y 2020.

Los estados con mayores tasas

Los números absolutos son de singular relevancia en este tema, pues permiten dimensionar la magnitud y frecuencia de los enfrentamientos y presencia general del crimen organizado y la violencia social en los territorios.

Sin embargo, esa perspectiva, planteada sin considerar los indicadores relativos, puede conducir al ocultamiento de graves problemas de violencia en entidades menos pobladas, y donde los números absolutos parecieran menos graves que en las entidades con mayor dimensión territorial y demográfica.

Por ello es relevante mencionar que en 2020, la mayor tasas de mortalidad por homicidio doloso la tiene el estado de Colima, con una razón de 95 homicidios por cada 100 mil habitantes; en segundo lugar se ubicó Chihuahua, con 92 por cada 100 mil; en tercer sitio, Guanajuato, con 87 por cada 100 mil; seguido de Baja California, con una tasa de 78; y Zacatecas, con 76 víctimas por cada 100 mil habitantes. Debe señalarse que esas tasas son superiores a las de los países más violentos del mundo.

@SaulArellano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?