El primer trimestre de 2021 se pondrá en marcha la primera etapa del rediseño del espacio aéreo del Valle de México

Ana Cristina Cabrejos

El rediseño del espacio aéreo que operará en su primera fase en el primer trimestre de 2021, es una de las medidas necesarias para el funcionamiento simultáneo del Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM) que contempla el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles y el Aeropuerto Internacional de Toluca.

Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM), a cargo de Víctor Hernández Sandoval, lleva a cabo la reordenación del espacio aéreo para el (SAM) que contempla más de 50 nuevas rutas aéreas, que permitirán la aeronavegabilidad de operaciones simultáneas de los tres aeropuertos.

El nuevo espacio aéreo ha sido evaluado utilizando sistemas de simulación acelerada y probado en simuladores de vuelo por pilotos nacionales y extranjeros en rediseño, en diferentes escenarios, a fin de asegurar el cumplimiento de los criterios de gestión de calidad y la metodología para evaluación de la seguridad operacional, lo que asegura la interoperabilidad aérea y facilita el trabajo simultáneo, actual y futuro de los aeropuertos internacionales de la AICM, de Toluca y Santa Lucía, para atender hasta 125 millones de pasajeros al año.

El rediseño se llevó a cabo también con base en el análisis de la orografía del Valle de México, por el cual se identificaron los obstáculos en la cercanía de los tres aeropuertos, utilizando mecanismos satelitales de alta resolución y mediciones físicas en el sitio , a fin de garantizar la seguridad operacional aérea.

En este rediseño se escucharon las recomendaciones, participaciones y opiniones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la Cámara Nacional de Aerotransportes, el Colegio de Pilotos Aviadores, el Colegio de Ingenieros en Aeronáutica y la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), y especialistas en aerolíneas que estuvieron presentes en las reuniones del Comité Técnico de Espacios aéreos del SAM.

De los beneficios de usar este nuevo espacio aéreo se encuentra la reducción en la transmisión por radio frecuencia, rutas más predecibles y disminución en la carga de trabajo para pilotos y controladores de tránsito aéreo, quienes actualmente son capacitados por SENEAM, que ha dado un impulso sin precedentes a la profesionalización ante la creciente demanda de personal altamente especializado en servicios de Control de Tránsito Aéreo, Meteorología e Información de Vuelo, y en general en la navegación aérea nacional e internacional, pues el propósito es salvaguardar la seguridad en el traslado aéreo de personas y bienes en territorio mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?