EL PRESIDENTE Y SU ENFRENTAMIENTO CON EL JUEZ DE DISTRITO

Escribe: Nicolás Martínez Cerda

“Aún hay jueces en Berlín”

A la memoria del ilustre Ministro J. RAMÓN PALACIOS VARGAS.

El señor juez de distrito Juan Pablo Gómez Fierro dentro del juicio de amparo 118/2021 y su acumulad, promovido por una empresa de energía renovable y por la organización ambientalista Green Peace por la inconstitucionalidad y aplicación de la ley de la industria eléctrica, y dentro del referido juicio otorgó la suspensión provisional contra “los efectos y consecuencias de las modificaciones legales que buscan dar prioridad a la Comisión Federal de electricidad, sobre sobre las demás empresas”. O sea, “para que se suspendan los efectos y vigencia del decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la ley de la industria eléctrica, publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 9 de marzo del 2021.” La suspensión provisional concedida por el Juez de Distrito cumple los requisitos del artículo 128 de la Ley de Amparo por lo que tiene por objeto impedir que se ejecute el acto reclamado para que quede “viva la materia del amparo”, mientras se resuelve el juicio constitucional. En la medida cautelar el juez analiza la naturaleza de la violación, el interés de la sociedad, si existe perjuicio a los intereses sociales, si se contravienen disposiciones de orden público, analizándose si las reformas modifican la competencia económica en la producción y comercialización de electricidad y en el medio ambiente como ya lo demostró en su artículo “LA VALÍA DE LA SUSPENSIÓN JUDICIAL” que aclara las dudas sobre el tema y que ilumina la personalidad de su autor, el profesor de derecho administrativo José Rondan Xopa.

El presidente de la República pidió al Consejo de la Judicatura Federal revisar la resolución y conducta del juzgador, pues considero que “sería el colmo que el Poder Judicial estuviera al servicio de particulares” y por esta consideración; la Asociación Nacional de Jueces y Magistrados de circuito, sostuvo certeramente que “su único compromiso es con la Constitución y la independencia para garantizar el efectivo Estado de Derecho”. Los jueces y magistrados hacen honor a los principios básicos del sistema constitucional.

El principio de la división de poderes es un valor supremo del ordenamiento jurídico. La Constitución es la ley superior no es una “mera hoja de papel”. El presidente y los jueces están sujetos a ella, los jueces federales no dependen del Poder Ejecutivo, si lo fueran conspirarían contra la Constitución. El presidente galvanizó, violó el principio de división de poderes y jamás ha comprendido que los jueces están sujetos a la Constitución, y además a su Ley Orgánica y a la Ley de Amparo. El juez de Distrito Juan Pablo Gómez cumplía con su competencia al conceder la suspensión provisional contra los efectos y consecuencias de las modificaciones legales de la reforma eléctrica que dan prioridad a la Comisión Federal de Electricidad. Los jueces del control constitucional y los Ministros de la suprema corte no pueden, no deben ceder ante la presión política ejercida directamente por el Presidente de la República que ya tiene un largo camino de abusos; pues, en este sexenio el brazo del Ejecutivo, ha estado largo y fuerte al acrecentar sus instrumentos. Ante este contexto el Poder Judicial ha puesto un valladar al Poder Ejecutivo en defensa de los derechos humanos dentro del juicio de amparo. El ministro Alberto Vázquez del Mercado, lanzó esta exigencia “lo que México requiere es que los jueces federales tengan entereza y rectitud en la administración de justicia y los ha tenido aún en los tiempos más sombríos de nuestra historia”. El Poder Ejecutivo se vuelve arrogante cuando no reconoce sus propios límites por lo que el presidente debe reconocer sus limitaciones, sus ambiciones y su propia vanidad. Un poder no puede sobrevivir si pierde su legitimidad, por realizar actos fuera de su competencia.

Si la Suprema Corte fuera sumisa al Poder Ejecutivo; o sea, si se arrodillara se convertiría en una de sus dependencias, y naturalmente que conspiraría contra la Constitución y crearía una justicia circunstancial, oportunista y corrupta; como expresó el maestro Eduardo J. Couture: El día en que los jueces tienen miedo, ningún ciudadano puede dormir tranquilo’.

¿Qué ha pasado con el presidente Andrés Manuel López Obrador?; pues en su larga campaña y ya como presidente de la República siempre invoco al Presidente Juárez y al liberal José María Iglesias, olvidando que este último, dijo “sobre la Constitución es nadie, sobre la Constitución es nada”.  El presidente Juárez a la entrada de la ciudad de México y al restablecer la República, en el último párrafo de su manifiesto, afirmó “ENTRE LOS INDIVIDUOS COMO ENTRE LAS NACIONES EL DERECHO AJENO ES LA PAZ”.  El respeto a la Constitución exige que, con hechos, día a día, sea una realidad, pues, contiene principios vitales, vivos que otorgan y limitan los poderes del gobierno de nuestra nación, y así se respetarán los hombres de gran talento y esforzado patriotismo.

Ciudad Reynosa, Tamaulipas a 16 de marzo del 2021.

2 pensamientos sobre “EL PRESIDENTE Y SU ENFRENTAMIENTO CON EL JUEZ DE DISTRITO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?