¿El Covid-19 y la lucha contra la corrupción contaminados por las elecciones?

José Luis Camacho Acevedo.

Los profesionales del antilopezobradorismo han sido machacones hasta decir basta en temas como los de la falta de vacunas contra el Covid-19; la lenta marcha de la lucha anti corrupción y los temas de coyuntura que la 4T les pone gratis en la mira, como son los casos de las violentas y desarticuladas protestas de Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón por la cancelación de sus candidaturas y el sonado asunto de la ampliación por dos años en la presidencia de la Corte del ministro Arturo Zaldívar.

Ya en las campañas electorales la oposición a la 4T ha montado sus críticas en las fallas que presentan factores tan importantes para la recuperación nacional como son la lucha contra la corrupción y el proceso de vacunación contra el COVID.

Y si los candidatos opositores se cuelgan de esas circunstancias, de por sí cuestionables en algunos casos, sus escribanos y pregoneros ya hasta una corriente narrativa-literaria de la lucha contra la corrupción se ha empezado a producir.

Lozoya, el Traidor, es el reciente libro del periodista Mario Maldonado en el que da cuenta de las entrevistas que ha sostenido con Emilio Lozoya, el beneficiario inicial del principio de oportunidad (léase testigos protegidos en idioma norteamericano).

El libro de Maldonado tiene un indiscutible valor testimonial de los arreglos no tan transparentes que se dieron en el caso Lozoya.

Y antilopezobradoristas obsesivos como Héctor Aguilar Camín conminan al presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, a que se pronuncie en torno al transitorio que pudiera dejarlo en su actual cargo hasta el 2024.

Ya Diego Valadés explicó que Zaldívar no puede pronunciarse porque en el muy probable supuesto de que la controversia del transitorio llegue hasta la Suprema Corte, tendrían que excusarse de la votación todos aquellos ministros que hubieran emitido una opinión sobre el asunto.

Pero en la medida en que el presidente López Obrador insiste en que Zaldívar sería un extraordinario operador de la reforma judicial en tanto que es un personaje de reconocida autoridad moral y honorabilidad sin duda, sus críticos se han cebado en el supuesto de anticonstitucionalidad del mencionado transitorio.

Lo cierto es que el presidente, a pesar de todo, en pleno periodo de veda electoral, sigue siendo el actor principal de las mañaneras y, con temas de interés general, o de opiniones particulares como la de la pertinencia de la prolongación del mandato de Zaldívar en la presidencia de la Corte, es el principal referente de la agenda nacional.

Politizar la lucha anticorrupción o, peor aún, hacerlo con los esfuerzos gubernamentales que tienen como principal operador al canciller Marcelo Ebrard en la cruzada formidable de conseguir las vacunas necesarias, es una acción muy cuestionable de los políticos anti-AMLO y de los intelectuales o comunicadores que, desde siempre, han tenido al tabasqueño en tesitura de ser un peligro para México.

López Obrador debe seleccionar mejor los frentes de combate que puede abrir cada mañanera contra el neoliberalismo y sus representantes, o de lo contrario, como dice en una razonada columna Jorge Zepeda, al único que estará fallando AMLO, es al propio López Obrador.

EN TIEMPO REAL.

1.- La zona metropolitana de Guadalajara sigue representando uno de los lugares más inseguros de México. Apenas ayer en las inmediaciones de Chapalita se dio otra escalada de violencia de la cual todavía no se reportan los daños causados. Primero Zapopan, después el centro de la Perla Tapatía, luego Tlajomulco de Zúñiga y ahora Chapalita. ¿Hasta cuándo gobernador y presidenciable Enrique Alfaro?

2.- El agarrón que se traen en Sonora, a través de redes sociales, el juniorazo de Ricardo Bours (así lo califica Durazo) y el morenista Alfonso Durazo, está haciendo que el Borrego Gándara se acerque cada vez en las encuestas al político nativo de Bavispe. Aunque sigue considerándose amplio favorito a Durazo.

3.- Alonso Ancira quedó libre la tarde de ayer al realizar una millonaria cantidad en dólares (216 mdd) a PEMEX como reparación del daño por el caso de Agro Nitrogenados.Ancira era señalado por lavado de dinero, ya que supuestamente entregó un soborno de 3.5 millones de dólares a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex con Enrique Peña Nieto, con el fin de que facilitara la compra de la planta de Agronitrogenados en 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?