¿El ataque a la familia LeBarón, es un acto terrorista?

José Luis Camacho Acevedo

En muchos aspectos, la guerra y el terrorismo son muy similares. Ambas implican actos de extrema violencia, están motivados por consideraciones políticas, ideológicas o fines estratégicos, y son causados por un grupo de individuos contra otro. Sus consecuencias son terribles para la población, ya sea intencionadamente o no.

La guerra tiende a ser más generalizada y la destrucción es probable que sea más devastadora porque a menudo se lleva a cabo por estados con ejércitos y grandes arsenales de armas a su disposición. Y los grupos terroristas rara vez tienen los recursos financieros y profesionales de los estados.

Aparte de los métodos utilizados y del grado de violencia, la guerra y el terrorismo se perciben también de forma diferente en el derecho internacional. Las diferencias no siempre son claras e incluso los expertos pueden estar en desacuerdo.

De acuerdo, con la Declaración de las Naciones Unidas, algunos de los siguientes criterios se han considerado importantes a la hora de decidir si un acto es “terrorismo”.

El acto está políticamente inspirado:

Por ejemplo, un atentado con bomba contra civiles está destinado a cambiar la opinión pública con el fin de ejercer presión sobre el gobierno.

El acto debe implicar violencia o amenaza de violencia:

Algunos piensan que la sola amenaza de la violencia, si realmente es creíble, puede ser también un acto de terrorismo, debido a que causa temor.

Aunque siempre la hemos llamado la guerra contra el narcotráfico, la verdad es que el término está mal empleado, en realidad se trata de un conflicto no convencional.

Entonces: ¿el ataque a la familia LeBarón, es un acto terrorista?

El domingo pasado, integrantes de la familia LeBarón lanzaron de forma oficial una petición para que el gobierno de Estados Unidos, considere a los cárteles del narcotráfico que operan en el país, como “grupos terroristas”.

En su petición, aseguraron que los grupos del crimen organizado mexicanos, han alcanzado un nivel de penetración tan importante en diversas estructuras sociales e institucionales, que detenerlos prácticamente se ha convertido en una tarea imposible.

Ante ello, consideraron que las células delincuenciales, son los principales responsables de las redes de tráfico de personas, pues también acusan que sus actividades delincuenciales se han propagado al secuestro y la extorsión en total impunidad.

Cabe recordar que los miembros de la familia LeBarón se reunirán el próximo 2 de diciembre con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, luego de la masacre del pasado 4 de noviembre donde 9 miembros de la familia fueron asesinados.

En este sentido, el titular de la Secretaría de Seguridad, Alfonso Durazo dijo no estar de acuerdo con que el gobierno de Estados Unidos, catalogue las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, como grupos terroristas.

“No hay condiciones absolutamente para llegar a esa conclusión, el terrorismo tiene una serie de condicionantes de carácter jurídico, que no se cumplen en este caso”, aseguró.

Como ya expuse en este texto, el artero ataque que lamentablemente sufrió la familia LeBarón no es un acto terrorista, aunque si constituye una barbarie y un crimen de lesa humanidad, debido a la crueldad con la cual fue ejecutado.

EN TIEMPO REAL

1.- Nuevamente el noticiero radiofónico de Víctor Trujillo, en su personaje caracterizado como Brozo sale del aire. Y aunque muchos se rasguen las vestiduras y aseguren que se trata de un acto de censura, la realidad es que no es así.

Por dos razones, el noticiero de Brozo sale del aire:

La primera, se debe a razones estrictamente comerciales. El noticiero simplemente no alcanzó al público esperado, por lo tanto tuvo pocas posibilidades de ser comercializado, y si no hay ventas, no hay ganancias, es simple.

La segunda, quizás ha llegado la hora de que el personaje de Brozo sea guardado en un baúl, quizás ya pasó su mejor época, y en esta nueva etapa democrática, el público esta interesado en nuevos contenidos.

2.- El INE denunció que el recorte de presupuesto que le aplicaron los diputados federales, de mil 71.5 millones de pesos respecto a lo que había solicitado para 2020, lo coloca en una “zona de riesgo”  y “ponen al límite su capacidad operativa”.

Al menos tres áreas sufrirán afectaciones presupuestales. Así lo detalló el Instituto:

1. La reducción hará imposible la inversión necesaria para renovar la infraestructura informática que permite realizar el monitoreo permanente de 2 mil 200 canales de radio y televisión.

2. Se tendrá que suspender la inversión programada en la infraestructura física en los módulos de atención ciudadana.

3. Tendremos que revisar los calendarios con los que pensábamos operar el inicio del proceso electoral federal 2020-2021, para posponer hasta el límite aquellas decisiones y procesos que mandata la ley.

3.- Por segunda ocasión, el expresidente de México, Felipe Calderón, no logró reunir a 300 ciudadanos para sumar una asamblea más y lograr el aval del Instituto Nacional Electoral (INE) para conformar su partido político, México Libre.

Un mes atrás, en el distrito electoral federal número 5 de Tijuana, el matrimonio de Felipe Calderón y Margarita Zavala fracasó al intentar conformar la primera asamblea; hoy, ante el evidente descalabro, dijo que habrá una nueva fecha para “una asamblea contundente”.

A Tijuana llegaron sólo 170 de los 300 ciudadanos que exige el INE para dar como válida la asamblea; Calderón y Zavala se encuentran a por lo menos 34 reuniones de lograr su objetivo, ya que la autoridad electoral pide 200 asambleas con un mínimo de 300 participantes y al momento México Libre lleva 166 reconocidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.