Dos años de AMLO: quién más se va y quién se queda

José Luis Camacho Acevedo

Es previsible que después de la salida del jefe de la Oficina para la Presidencia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en breve se anuncien más cambios en el gabinete. Después de un año tan complicado como el 2020, es necesario un ajuste de tuercas y algunos enroques que ayuden al mandatario a consolidad la Cuarta Transformación.

Así lo anunció el periodista Federico Arreola en su columna, en la cual afirmó que amigos “que presumen de estar informados”, le enviaron con insistencia el mismo mensaje de WhatsApp: “Viernes, más movimientos en el gabinete de AMLO”.

En lo cual coincido puesto que recibí los mismos comunicados, aunque no estoy tan seguro de que estos cambios se lleven a cabo este viernes, considero que podrían darse con mayor probabilidad a principios de 2021, pero como el mismo Federico señala, a los rumores no deben ser tomados con total seriedad.

Por supuesto que la duda más latente e importante es: ¿Quiénes serán los próximos en irse y quienes llegan al relevo?

Uno de los nombres que más se ha mencionado es el del Manuel Bartlett, presidente de la Comisión Federal de Electricidad, ya que no son pocos los escándalos que ha protagonizado él (con sus propiedades), así como su hijo (con millonarios contratos con el IMSS).

Pero no sólo eso, también esta la gestión del funcionario en la CFE que ha provocado encontronazos con algunos gobernadores por sus polémicas decisiones y administración, la última con el mandatario de Tabasco, Adán Augusto López, y recientemente Senado pretende que Bartlett comparezca para abordar el tema de la contaminación que genera la Central carboeléctrica en Petacalco, Guerrero, y que afecta la salud de cientos de personas de la zona.

Lo que si es un hecho es que el tabasqueño siempre esta pensando que ajustes hacer para consolidad sus proyectos, los cambios podrían venir de las secretarías que menos resultados han obtenido en estos 24 meses o que mayores dolores de cabeza han provocado.

Sin embargo, también están los inamovibles y por varias razones, aunque una de las más importantes es la siguiente:  el presidente valora la lealtad ante cualquier circunstancia y no está dispuesto a sacrificar a sus más cercanos colaboradores, menos ante los chantajes mediáticos.

Por ende, es muy probable que sigan en sus cargos: la implacable Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública; la ecuánime secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el super eficiente canciller Marcelo Ebrard; o el precavido secretario de Educación, Esteban Moctezuma.

Es cuestión de días para conocer cual de todos los rumores era el correcto o sí como acostumbra López Obrador nos sorprende como la salida de Alfonso Romo.

EN TIEMPO REAL

1.- Preocupa el aumento de la ocupación hospitalaria en la Ciudad de México, que este viernes rebasa el 56%, lo cual es una de las variantes para que la capital del país regrese a semáforo rojo, sin embargo, dicha medida sería mortal para la economía, es por ello por lo que el Gobierno de Claudia Sheinbaum dará a conocer este viernes, nuevas medidas para tratar de controlar la pandemia.

2.- El secretario General Ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Jaime Valls Esponda, expresó ante diputados y el auditor Superior de la Federación, David Colmenares Páramo, la gran preocupación que existe por la disminución de presupuesto destinado a la educación superior.

Lo anterior es grave, pues las universidades son el pilar para el desarrollo de la educación en nuestro país, pero también es cierto que, durante años, algunas han contribuido ha desfalcar las arcas públicas, tal y como quedo comprobado con la investigación de la Estafa Maestra.

3.- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que, aunque no existe evidencia contundente sobre el impacto de la despenalización de la producción y comercialización de la mariguana en los índices de violencia delictiva, lo que sí ocurrirá una vez que se apruebe la iniciativa de ley que se discute en el Congreso de la Unión, es que la regulación beneficiará directamente a trabajadores del campo que hoy son amenazados por los grupos del narcotráfico para producir drogas ilegales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?