DEL PRESIDENTE QUE CAMINA SOLO, SIN REGULACIÓN, SIN CONTROL CONSTITUCIONAL

El catedratico y abogado tratadista Elisur Arteaga Nava durante la entrevista con Proceso FOTO: Miguel Dimayuga

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

1.- Sorprende y no, que Elisur Arteaga Nava, brillante constitucionalista, se exprese de ALMO, como “un costal de mañas”, ¡en la revista Siempre! Pero no solo eso escribió. Sorprende y no, que Don Sergio García Ramírez, ex Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y brillante tratadista de al mismo tiempo en forma siempre elegante exhiba como muchas conductas de AMLO son alejadas de la juridicidad. Y también llama la atención de como el ex Ministro José Ramón Cossío refuta muchas conductas que no son jurídicas del Presidente de la República. Llama la atención que ese sector relevante de la opinión jurídica, no sea atendido. Bien aquello de que “el que tiene oídos para oír, oiga”. El que tiene oídos, no para oír, pues allá él. Esto no es tanto en relación a la importancia del órgano receptor, sino a la trascendencia de las palabras que son captadas por ese órgano, para ser capaces  de transformar y de renovar.

2.- Elisur Arteaga Nava ayudo jurídicamente en el ilegal y perverso intento de desafuero de AMLO, cuando este fue cuestionado en tiempos Vicente Fox y estaba como regente del anterior Distrito Federal en los años de 2004 y 2005, lo que fue uno de los casos jurídicos más relevantes de entonces. Al final no triunfo la tentativa en contra de él y debieron haber quedado el actual Presidente y el tratadista quizás -entonces- como amigos. Hoy y ayer, Elisur llama la atención con la fuerza de la razón, aun cuando no le lean, ni le oigan. ¡Qué panorama!

3.- Pero llama la atención la fuerza de las frases de Elisur en su artículo llamado precisamente “Un costal de mañas”, en donde califica como mentiroso al Presidente y cuestiona la verticalidad que debe tener un Presidente de la República frente a la legalidad.

4.- La reflexión final es que el Presidente no oye, ni quiere oír; que no le importan los cuestionamientos de los expertos. El señor de Palacio es licenciado en Ciencias Políticas, no conoce la bella rama del Derecho. Y lo peor seguramente no conoce la Constitución, ni le importa su desacato y lo está demostrando con sus hechos.

5.- La tentativa de modificar leyes para militarizar el país, para que no regresen los militares a los cuarteles como está previsto constitucionalmente, está despertando una nueva ola de advertencias, la Barra Mexicana de Colegios de Abogados, tratadistas, analistas, investigadores, están y estamos ante ese nuevo embate a la Constitucionalidad.

6.- Ante el desprecio tenemos que estar atentos y advertir la gravedad de este nuevo capítulo, de quien parece ser además sordo y terco, como roca dura. Extravagante todo esto: un Presidente que camina solo, sin regulación, sin control constitucional.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.