¿DEL NUEVO LAVAMANOS, DE LOS NUEVOS PILATOS?

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA.

1.- Lo que antes era el imperio de la Ley, se ha visto mermado con el nuevo activismo jurisdiccional y el señalamiento más grave estaría formulado desde 2009, por el actual Director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Pedro Salazar Ugarte, en su estupendo libro “Garantismo Espurio”, en donde se denuncia: “(…) los jueces constitucionales asumen activamente el rol de custodios últimos de la Constitución. Y lo hacen en un contexto normativo e institucional que arroja resultado de pronóstico reservado”. Salazar considera que habría un poder “simplemente insoportable” (sic) de los tribunales y que dar a los jueces el control de la constitucionalidad, los convertirían a los jueces latinoamericanos en un poder político relevante”; precisamente sería un garantismo espurio, esa dura definición conceptual, que da Pedro Salazar Ugarte, a ciertas sentencias del Tribunal Electoral Federal Mexicano.

2.- De pronto, algunas autoridades no escrupulosas, y lo más grave, no obedientes a la ley, evaden su cumplimiento, lo que es gravísimo.

3.- Se conoce que hay un plan del Tribunal Electoral Federal para devolver al INE, lavándose las manos, el caso del impresentable señor de Guerrero. Y ello me recuerda cuando Don Pedro Ugarte, actual jefe del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, estudió hace más de 10 años, el caso celebre de Hank y el artículo 42 de la Constitución de Baja California, creo que en el año de 2007 y otro caso que se resolvió el mismo día en el Tribunal Electoral del señor Felipe Daniel Ruanova Zarate, en el cual resolvió diferente, siendo semejantes. Es decir, no hubo igualdad.

4.- Pues siendo parecidos el caso de los candidatos de Michoacán al de Guerrero, el Tribunal los trata diferentes. En el caso de Guerrero, hay plantón, gritos y amenazas. En el caso de Michoacán silencio. En el caso de Guerrero, se lavan las manos, como Pilatos contemporáneos y regresan el expediente al INE. Grave.

5.- Pedro Salazar Ugarte, indicó: “(…) Morena ganó la titularidad del Poder Ejecutivo y, como no había sucedido desde 1997, obtuvo la mayoría legislativa. Así que la independencia y capacidad de control del Poder Judicial se vuelven más importantes que nunca en la historia del México moderno. No exagero. En el paradigma autoritario del régimen de partido hegemónico, la división de los poderes era una entelequia; hoy debe ser un elemento distintivo del Estado Constitucional en el que pretendemos vivir. (…).”  Esperamos que los todos los Tribunales sean independiente de poderes públicos y privados, tengan autonomía, ya que pareciera que apunta a que el Supremo Presidente, quiere tener el control político absoluto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?