DEL JUEGO SERPIENTES Y ESCALERAS, POLITICO

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

1.- Serpientes y escaleras es el nombre de un antiguo juego de tablero considerado como un clásico a nivel mundial.​ Se juega entre dos o más personas, en un tablero numerado y dividido en casilleros, que tiene un número determinado de serpientes y de escaleras.

2.- En broma escribo lo siguiente con motivo de la nueva reforma o deforma legislativa de tema eléctrico que se propone; requiere el partido llamado MORENA, 331 votos para la Cámara de Diputados y solo parece tener con sus aliados o comprados 278 votos. No es dueño del tablero, ni del juego.

3.- PAN, PRD Y MOVIMIENTO CIUDADANO han manifestado votar en contra. Y parece que lo que queda del PRI, podría vender sus votos a MORENA. Al final en este país, debemos no olvidar que el señor ALMO, proviene del PRI, como también el señor Monreal y muchos morenistas son tricolores. De hecho, lo fueron Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo. Los analistas vaticinan que, si el PRI se adhiere a MORENA, se fraccionará y acabará como partido. Habrá escaleras para ellos, hacia abajo.

4.- Por supuesto AMLO jura que no hay acuerdo “en lo oscurito” con el PRI. ¿Serpientes? Si el PRI vota con MORENA, no habrá reversa, y se fortalecerá ese Partido desde ahora. Solo se requiere 53 votos tricolores. Escalera hacia arriba.

5.- AMLO muy prudente en no fue a la casona del Senado para ver que la medalla merecida de Don Belisario Domínguez, se le entregara a su amiga Doña (esa sí Doña) Ifigenia Martinez, y quizás por miedo a la lengua de una senadora, Doña Lily Téllez que fue de MORENA y ahora está en el PAN y sin ser serpiente, su lengua es audaz, valiente, certera. Pero quizás mejor no fue, para ver que el apellido Martínez de la galardonada con letras doradas y fondo muy negro, brincó el acento hacia atrás, como escalera para quedar como Mártinez. (sic) El acento bailó y quizás algunos priistas también bailen y usen escaleras con los morenistas.

6.- Si la bancada priista en la Cámara de Diputados se vende a López Obrador en su reforma eléctrica y vende los 56 votos que necesita para hacer la mayoría calificada y reformar la Constitución, el rancio partido del PRI perdería toda credibilidad como oposición, así como traicionaría sus principios. Iría escaleras abajo.

11 de octubre de 2021

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?