DEL ERROR POLITICO DE LA CORTE

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA.

A los exministros: Don Ramon Palacios Vargas, a Jose Ramón Cossío, a Diego Valadez, a Jorge Carpizo, a Don Juventino Castro, a Don Genaro David Góngora Pimentel.

“La Corte cometió un error, y se lo debemos hacer ver; pero no cometamos la equivocación de además lapidarla, pues la necesitamos más que nunca (…)”

Diego Valadez.

1.- En mi pasada colaboración denominada DE PREGUNTAS, A “PREGUNTITAS”, referí: “Existe en las legislaciones algo que se llama prescripción, es decir la muerte, por el tiempo de la vigencia, de probables delitos; muy probablemente los presuntos actos delictuosos, de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, (su nombre es Vicente Fox y Quesada, conocí su acta de nacimiento de ese señor, nacido en lo que era el Distrito Federal, ya que no es guanajuatense) Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto ya hayan prescrito. ¿Entonces tiene caso todo esto?

2.- Y aludiendo a la pregunta trasformada indique: Entonces se desvirtúa el propósito de supuestamente enjuiciar a los malvados ex presidentes. Vaya respiro. A seguir preguntando…. Entonces la Corte aun dubitada con la calificación de constitucionalidad, cambia todo y deja en un palmo de narices al incitador. Quizás la gran prensa se vaya por otro lado….”.

3.- De alguna manera, la Corte tuvo en las dos votaciones, una inclinación política, que en ese terreno aplaudo: a) evitó que el encargado del Palacio prohijara una reforma constitucional “a modo”, y lo peor en este momento en tiene mayoría, y si no la tiene están los legisladores que se venden, del Verde, para cualquier emergencia. b) evitó que la consulta fuera encausada a los expresidentes, en su caso tendría que ser genérica, difusa.

4.- Por supuesto la gran prensa, se dividió, algunos opinaron que la consulta se aprobó con la pregunta del provocador, muy pocos indicaron que al contrario…

5.- Lo cierto es que La Corte Suprema no es infalible, ciertamente parafraseando a Cossío y a Lara, en un ensayo estupendo. Es falible. Imaginemos por un momento, que la Corte del País, declarara en una sentencia con votación suficiente, que la llamada Ley de Extinción de dominio es constitucional. Y que esa decisión sea en estos tiempos, en donde parece haber una muestra palpable de la influencia política de cada ministro, en el caso de la virtual constitucionalidad de la consulta solicitada por el ejecutivo federal, en donde parece que fieles a sus convicciones y conveniencias políticas, verifiquen más discursos políticos, que argumentos de Derecho. Cuánto les falta leer a ellos, un texto hermoso y definitorio, como el de Don Eduardo García de Enterría, en su libro vértice “La Constitución como norma y el Tribunal Constitucional”, en donde se indica que ese debate es inherente, con altura, a la justicia constitucional, donde debe estar definidos los conceptos de la politización de la justicia y la judicialización de la política.

6.- Recordemos que el ministro Luis María Aguilar Morales quien presentó el proyecto de que la propuesta de consulta es inconstitucional, apuntó: “De acuerdo al proyecto, la solicitud presidencial implica cinco violaciones a principios constitucionales. Basta con que cualquier persona tenga elementos para suponer la existencia de un delito y denuncie, para obligar al Ministerio Público a investigar y, en consecuencia, se castigue a todo aquel que resulte responsable por las conductas ilícitas. En virtud de lo anterior, la consulta popular no puede considerarse constitucionalmente idónea para dar comienzo a una investigación y persecución de delitos”. Y luego indicó muy gravemente: “Si bien cada uno de los motivos expuestos es por sí solo suficiente para declarar la inconstitucionalidad de la consulta, la suma de todos permite concluir que se trata de un concierto de inconstitucionalidades, y por eso el sentido de su proyecto.”

7.- Diego Valadez, ex ministro y constitucionalista, refiere con gravedad que lamenta el desacierto de la célebre sentencia, ya que el Tribunal Constitucional tiene a su cargo preservar la integridad de la norma suprema y remató: “La Corte cometió un error, y se lo debemos hacer ver; pero no cometamos la equivocación de además lapidarla, pues la necesitamos más que nunca (…)”

8. – Silva Herzog indicó que “La discusión sobre la constitucionalidad de la consulta popular para enjuiciar a los expresidentes puso a prueba la independencia, la lucidez y el decoro de la Suprema Corte de Justicia. No salió airosa de ninguna de ellas. Tres fracasos de un tribunal que se muestra sumiso, enredado e indigno. Teniendo frente a sí, un proyecto tan popular como aberrante, la Corte decidió faltar a su responsabilidad y congraciarse con el Ejecutivo. Lo dijo con admirable claridad el ministro Luis María Aguilar quien describió la propuesta como un “concierto de inconstitucionalidades.”

9.- Extraño la Corte Suprema cuando era poblada, por constitucionalistas, como Palacios Vargas, como Cossío, como Diego Valadez, como Carpizo, como Juventino Castro, como Genaro David, como Don Teófilo Olea…Eran gigantes.

10.- Ciertamente contra la observancia de la ley no puede existir el antojo de los altos jueces, o la defensa de sus inclinaciones políticas. Los órganos jurisdiccionales todos, más el llamado Tribunal Constitucional, deben cumplir con la Constitución.

11.- Que triste que se indique que hubo un concierto de inconstitucionalidades y que el presidente de ese alto cuerpo haya sido el primero en votar, cuando se antoja que debió ser el último, incluso para definir mejor. Recuerdo aquella ocasión que hubo 32 votaciones, en enero de 2015, para definir como presidente de la SCJN al que ahora definió el concierto de inconstitucionalidades. Que lejos estamos cuando Saldívar en mayo de 2020, declaró que hubo violaciones graves a la Constitución y donde todo el Pleno de La Corte elimino la llamada “Ley Bonilla” Necesitamos más que nunca, una Corte sin divisiones, independiente, no politizada, en donde deben estar precisos los conceptos de la politización de la justicia y la judicialización de la política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?