DE UNA EXPERIENCIA RÍSPIDA PERSONAL

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

Artículo 16. Nadie puede ser molestado en su persona,

familia, domicilio, papeles o posesiones,

sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente,

que funde y motive la causa legal del procedimiento.

1.- A veces acuden a solicitar una ayuda, un taco, unos zapatos no tan viejos, una ropa usada, “algo”, los habitantes de una ciudad castigada, los necesitados de todos los días, a los que no tienen, ni se les dará trabajo. Son los que no tienen oportunidad. Los que no se bañan desde hace meses. Los que esperan que nosotros, los que tenemos mucho más que ellos, le demos ese “algo”.

2.- Me cuentan que la policía municipal los trata mal, a todos los consideran delincuentes, sospechosos y que los golpean. No dudo ello. No me consta, ciertamente.

3.- Pero ayer, tres camionetas de la pomposa Guardia Nacional, cuando uno de esos necesitados, tocó el timbre y acudí, lo sometieron, metieron sus manos en su bolsas rotas y vacías a lo que les grité que no tenían orden de molestar a nadie, les advertí que era abogado y que venía ese famélico y otros por una ayuda; mi sorpresa fue cuando uno de los guardas nacionales me dijo no necesito un documento para hacer lo que hago. Una de las camionetas tenía el número final 302304.

4.- Obviamente el señor no sabe el texto generoso del artículo 16 Constitucional, (Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, ni se lo habrán enseñado, ni les importa. No debe ser el trabajo de ellos meterse con los menesterosos, se supone que deben trabajar en tareas más importantes, que las de maltratar -más aun- a los ciudadanos sin nada.

5.- No soy tan ingenuo, supongo, pero el hecho me importa ya que todos, todos estamos expuestos a esta y otras arbitrariedades. Me gustaría que el alcalde municipal conociera esto, si es que me lee y que me negara esto. Le ofrezco que muchos de los solicitantes podrían testificar esto si es que no hay represalias. Me gustaría que me y nos citaran para ello.

6.- Obtendré sonrisas, burlas y sobre todo un generoso silencio. Al menos denuncio lo anterior ya que no debemos quedarnos callados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.