DE NUESTRA TRISTE SOCIEDAD

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

 “Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá, afirmar sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.”

Libro:  La rebelión de Atlas

Ayn Rand.

1.- En el libro digital La rebelión de Atlas, de Ayn Rand, encuentro esa frase apabullante. Y observo nuestra contemporaneidad:

2.- Jamás imaginé a un presidente que dijera que, si la oposición gana la cámara de diputados, no se quedará con los brazos cruzados y vetará el presupuesto. Esto una amenaza y una intromisión al proceso electoral abierta, descarada, autoritaria. Usar el tema para provocar miedo o votos, me parece actitud dominadora.

3.- Además hay nuestras de insensibilidad, al negar vacunas al personal médico privado: “Que nos esperen hasta que nos toque por edad, va poco a poco. Que quede claro para que no haya manipulación: se aplica de manera universal, no interesa que los médicos estén en hospitales privados, o que los maestros den clases en escuelas particulares, es para todos. Aquí no se le da preferencia a nadie” dijo el 9 de abril el supremo poder ejecutivo así lo indica el 80 de la Carta Magna.

4.– El 20 de junio de 2020, se supo de la visita de un hospital, sin cubrebocas de sus acompañantes, que era el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela; el secretario de Marina, almirante José Rafael Ojeda Durán; el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval González; así como el gobernador Cuauhtémoc Blanco, al nuevo Hospital General Dr Carlos Calero de Morelos, donde se atenderían casos de COVID-19 y resulta que no eraba enfermo el “paciente”, fue una tramoya. Después de eso no se sabe que el ejecutivo haya visitado un Hospital. Le doy la razón, para que infectarse….

5.- Esa autentica falta de sensibilidad, confirma muchas cosas: el desorden, el manejo electorero, la falta de planeación, primero los que él diga. En las guerras van los soldados en primer término, drogados o no; los reyes atrás ordenan y gritan. En esta guerra van primero los camilleros, las enfermeras, el personal médico, los médicos, van al lugar del contagio, primero. Son héroes o soldados desconocidos. No son los que ame y protege el ejecutivo.  Médicos sin vacunas en incomprensible y cruel. Médicos sin estímulos en esta época es insensibilidad plena. El personal médico y los médicos están exhaustos.

6.- Los votos de castigo de los médicos son pocos, y serán menos. Seremos menos cada vez, todos.

7.-Cuando reparemos que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando reparemos que muchas leyes no nos protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos; cuando advirtamos que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces se podrá, afirmar sin temor a equivocarnos, que nuestra sociedad puede desmoronarse y está condenada.

16 de abril de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?