DE LOS POBRES, QUE SUFREN

JOSE CARLOS GUERRA AGUILERA

«Compartamos, con gestos concretos

de solidaridad, el camino

de los migrantes y de los refugiados”

Jorge Bergoglio.

1.- Quizás no comprendemos el dolor de los migrantes: tenemos techo, cama, cobijas, alimentos, confort; Ellos no tienen nada de eso. Le llaman a ese fenómeno mundial “El síndrome de Ulises”. Nosotros tenemos familia, arraigo, muchísimas cosas. Ellos tienen para empezar, un gran y cotidiano dolor ante la forzosa separación de sus seres queridos; una desesperación de cada amanecer ante la ausencia de oportunidades; sostienen una lucha por vivir, por su supervivencia y el desamparo.

2.- Caminan con zapatos desgastados; son flacos, casi sin sobra, comen lo que pueden o lo que se les da y que nos sobra. No creen en su patria, en sus gobiernos, han decidido como un suicida, huir, dejar todo. No imagino esa experiencia.

3.- A veces veo a algunos, que indebidamente llegan a musitar un “gracias, papá o papacito.” No lo somos, Nosotros tenemos comodidades, disfrutamos de mi querida familia, de la música, de la lectura, de las frutas. Tengo -tenemos- tanto, y estamos ante lo que se ha llamado en verdad: un duelo migratorio.

4.- Ciertamente no se puede ayudar a todos. Pero a veces nos conformamos con la excusa anterior. El Instituto Nacional de Migración emitió una documentación migratoria a 16,919 haitianos que se encuentran en México. Solo esa cifra duele.

5.- Otros países envidian a México por su cercanía con los Estados Unidos y con Canadá. Podríamos ser el mejor y mas barato maquilador de los vecinos del norte, pero nos peleamos con ellos.

6.- Hoy muchos jóvenes que estudian, piensan estudiar en otros países y no en éste nuestro. Y piensan vivir allá, lejos de nosotros porque no ven futuro en este país que tiene todo, pero no avanzamos. La esperanza de algunos jóvenes está lejos. Las remesas de otros que también fueron migrantes, pero encontraron trabajo y forma de vivir allá, son cuantiosas. Ellos también, expulsados de un país rico grande como México. Ciertamente.

 

Enero de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas información para publicar?